Porqué recibe primas la energía eólica

Las primas son unos incentivos nacidos en España en los años noventa con el objetivo de fomentar el desarrollo de las energías autóctonas y limpias (renovables)

La Comisión Nacional de Energía (CNE) ha publicado hoy los incentivos que percibieron de enero a julio las tecnologías del régimen especial, que agrupa a las renovables y la cogeneración. En el caso de la eólica, los incentivos sumaron 1.164 millones de euros, 125 millones más que en el mismo periodo del año anterior, debido al aumento de la generación. Pero, ¿recuerdas los motivos por los que la eólica percibe primas?

Las primas son unos incentivos nacidos en España en los años noventa con el objetivo de fomentar el desarrollo de las energías autóctonas y limpias (renovables), en vez de penalizar a las más contaminantes. Para ello se estableció el Régimen Especial del sector eléctrico, donde estaban integradas todas las tecnologías y no sólo las renovables (eólica, solar, geotermia, minihidráulica y biomasa, además de la cogeneración) que se querían incentivar. Por lo tanto, es obvio que cuanta más electricidad se produzca con energías renovables –un objetivo común a todos los países industrializados y muchos emergentes-, mayor será la cantidad a abonar en forma de primas. Fruto de esta apuesta, se consiguió desarrollar en España una industria eólica modélica a nivel mundial, con empresas autóctonas que generan valor en toda la cadena de suministro y que hoy exportan tecnología por más de 2.000 millones de euros anuales.

Las primas son un coste más del sistema eléctrico, como el transporte, la distribución, etcétera. Estos incentivos sólo suman al déficit de tarifa –que es la diferencia entre lo que les cuesta a las empresas producir electricidad y llevarla hasta el consumidor y lo que ingresan por ello- cuando se produce un desvío entre lo que prevé el Gobierno que cuesten y su coste real.

La energía eólica percibió 1.708 millones de euros en 2011 en concepto de primas y complementos, según los datos de la Comisión Nacional de la Energía (CNE). Esto representa un 12,46% menos respecto a la cantidad percibida en 2010. Y supone que la contribución de la eólica al aumento del déficit de tarifa fue cero en 2011. Las primas a la eólica representaron el 31,2% del total percibido por las renovables en el año y su producción, el 62% del total generado por las renovables.

Dicho esto, volvamos a 2012 y sus siete primeros meses. Las primas totales al régimen especial sumaron 5.515,12 millones de euros entre enero y julio, lo que supone un 26,03 % más que en el mismo periodo de 2011. Hay que destacar que mientras el coste unitario de la prima a la eólica fue de 4,2 euros/KWh durante el periodo y se mantuvo estable respecto al año anterior (4,18 euros), el de la cogeneración y el tratamiento de residuos se encareció un 28%. ¿Por qué? Porque para generar electricidad necesitan combustibles fósiles y el precio de estos, que España ha de importar del extranjero, está disparado.

Entre enero y julio, la energía eólica cubrió el 17,8 % de la demanda eléctrica nacional; la cogeneración, el 12,4 %; la solar fotovoltaica, el 3,6 %, y la termoeléctrica, el 1,7 %.

http://www.somoseolicos.com/ – ECOticias.com

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés