El Centro Geriátrico Can Boada de Mataró apuesta por el autoconsumo solar con una instalación de 19,7 kWp.

La puesta en servicio de la instalación coincide con la situación de incertidumbre regulatoria que está viviendo el sector  del autoconsumo solarcausada

El Centro Geriátrico Can Boada de Mataró acaba de inagurar una instalación solar fotovoltaica de autoconsumo de 19,7kWp de potencia. El sistema solar compuesto por 84 módulos solares policristalinos de 235 W del fabricante Yingli Green Energy y por un inversor SMA Sunny Tripower de 17 kW nominales,ha sido dirigido por la empresa SolarTradexy tiene previsto generar 27.600 kWh/año que corresponden al 20% del consumo eléctrico anual del centro, a la vez que seevitará la emisión de 191 toneladas de COanuales a la atmosfera.

 

La puesta en servicio de la instalación coincide con la situación de incertidumbre regulatoria que está viviendo el sector  del autoconsumo solarcausada por la reforma del sector eléctrico que está impulsando el Ministerio de Industria, Energía y Turismo y que entre otras medidas ha incorporado una modificación sustancial en la estructura de los peajes de acceso a redes, y la voluntad de imponer un peaje a los autoconsumidores por la energía solar generada y consumida instantáneamente en la propia instalación.

- Advertisement -

 

En este sentido Frederic Andreu, gerente de SolarTradex, detalla que “cuando iniciamos el proyecto se estimó un ahorro de un 30% de la factura eléctrica anual del centro geriátrico y un retorno de la inversión de 7 años. Ahora estos números han cambiado sustancialmente, en primer lugar la modificación de los peajes incrementó el plazo de retorno hasta los 10 años, aunque lo más problemático es que la posible aprobación del peaje de respaldo nos conduce a escenarios de hasta 13 años y ahorros en la factura eléctrica del orden del 20%; y encima el gobierno nos dice que apuesta por las bondades del autoconsumo y la generación distribuida”.

 

A pesar del perjuicio económico que supone para el Centro Geriátrico Can Boada la más que probable aprobación de todas estas medidas, Esther Sánchez, directora de Can Boada lo tiene muy claro, “en un primer momento, cuando en el pasado mes de julio se conocieron las medidas anti-renovables que estaba elaborando el Gobierno, nos planteamos no ejecutar el proyecto; no obstante entendemos que no podemos tomar decisiones estratégicas a medio-largo plazo basadas en decisiones interesadas, erróneas y cortoplacistas del Gobierno actual que tarde o temprano deberán rectificar.Por este motivo decidimos continuar con el proyecto, para demostrar que nuestra apuesta por las energías renovables es firme, porque creemos en un nuevo modelo energético más democrático e independiente de los intereses de las grandes empresas energéticas, en el que  los consumidores tenemos que ser parte activa y catalizadora de este cambio, y donde la competitividad de las empresas y el respeto al medioambiente tienen que ir siempre de la mano”.

 

El proyecto del Centro Geriátrico Can Boada ha sido concebidocomo un proyecto global de eficiencia energética, por este motivo el primer hito fue realizar una completa diagnosis energética del centro para tratar de reducir lo máximo posible los consumos, y posteriormente se planteó la instalación del sistema de autoconsumo solarpara abastecer parte del consumo restante. En este sentido y para valorizar al máximo la generación solar, también se ha instalado un sistema de gestión energética quepermite visualizar en tiempo real las curvas de producción solar y de consumo, y que de este modo permite actuarinstantáneamente sobre los posibles excedentes de producción, redirigiéndolos hasta unos acumuladores para calentar agua a través de unas resistencias eléctricas, o bien sobre la demanda desconectando cargas no críticas, en caso de déficit de producción.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés