EolicCat reclama una reforma energética en la que prime la seguridad jurídica

También ha criticado que el sistema para calcular la rentabilidad de las instalaciones eólicas toma las cifras antes de impuestos y no tiene en cuenta los pagos a los municipios en los que se instalan los parques, sino simplemente

La asociación EolicCat, que agrupa al sector eólico catalán, ha remitido una carta al Ministerio de Industria, Energía y Turismo en la que muestra su rechazo a la ley del sector eléctrico que la impulsado el Gobierno central y le pide una reforma «sin prisas», así como seguridad jurídica.

   En una entrevista de Europa Press, el presidente de EolicCat, Miquel Cabré, ha ejemplificado que la previsión del Ejecutivo de poder revisar el modelo retributivo cada seis años va en contra de las inversiones en energía eólica, que se hacen a 20 años vista y tras seis años todavía no han recuperado el gasto inicial.

   También ha criticado que el sistema para calcular la rentabilidad de las instalaciones eólicas toma las cifras antes de impuestos y no tiene en cuenta los pagos a los municipios en los que se instalan los parques, sino simplemente el gasto directo en los complejos, lo que da resultados irreales.

- Advertisement -

   Ha lamentado que España, que tiene a compañías eólicas referentes mundiales –como Acciona, Alstom y Gamesa–, ha visto cómo el empleo se ha reducido de 41.438 personas en 2008 a 20.594 actualmente por la regulación adversa para el sector, que vio cómo se congelaba la concesión de primas, se han suprimido retribuciones complementarias y han aumentado impuestos.

   Ha insistido en que las renovables no son las culpables del déficit de tarifa, y que por cada euro que se destina a primas eólicas, se generan tres para la economía: «Éramos un sector que funcionaba y lo estamos perdiendo».

   No hay proyectos previstos en Catalunya para 2013 ni 2014, y también hay parón en España, y ha alertado de que si no vuelve la inversión en energía eólica en 2015, el futuro de la fabricación en el país es incierto, ya que las empresas optarán por producir donde se instalan los parques, y detrás pueden ir los nuevos centros de I+D.

   Ha incidido en que al ritmo actual no se cumplirán los objetivos de desarrollo eólico previstos por los planes energéticos de España y Catalunya para 2020, lo que también repercutirá en una menor reducción de las emisiones de CO2 para luchar contra el cambio climático.

   Catalunya tiene actualmente en operación 1.272 MW eólicos repartidos en 43 parques, frente a una previsión de 5.000 MW en 2020; la asociación calcula que por cada 2 MW eólicos se crean dos empleos directos para su operación y mantenimiento.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés