Junta destaca el Life+Iberlince al elevar ejemplares un 80% en 10 años

En una entrevista concedida a Europa Press, Fiscal ha remarcado que la situación del lince es «muy esperanzadora gracias al trabajo de mucha gente», aunque ha subrayado que «Andalucía fue pionera» en este aspecto.

El consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, José Fiscal, ha destacado «el gran trabajo» realizado por el Gobierno andaluz y por el programa Life+Iberlince, que ha permitido un crecimiento de ejemplares de lince ibérico en toda España de un 80 por ciento durante los últimos diez años.

En una entrevista concedida a Europa Press, Fiscal ha remarcado que la situación del lince es «muy esperanzadora gracias al trabajo de mucha gente», aunque ha subrayado que «Andalucía fue pionera» en este aspecto.

De hecho, el año 2015 será recordado como un gran año, ya que además de abandonar la categoría de «peligro crítico de extinción» gracias al aumento de ejemplares a lo largo de una década, ha sido un año récord, porque tras dos ejercicios estancados en torno a 330 ejemplares, a finales de 2015 se contabilizaron 404 linces ibéricos viviendo en libertad y 170 en cautividad –120 adultos y 50 cachorros–. Fiscal ha remarcado que hace diez años no se llegaba a un centenar de ejemplares vivos.

- Advertisement -

De estos 404, 361 viven en Andalucía, en Doñana y Sierra Morena, y los demás se encuentran repartidos en el resto de las áreas de la Península Ibérica como son Montes de Toledo (Castilla-La Mancha), Valle de Matachel (Extremadura) y Vale do Guadiana (Portugal).

A estos datos hay que añadir los 43 ejemplares que ya se reparten por toda la Península, incluyendo los diez que ya habitan en Portugal, 16 en Badajoz y ocho en los Montes de Toledo. Además, cuentan 120 hembras territoriales (103 en 2014), el factor que más interesa a los expertos porque estas son las hembras con capacidad de criar.

A su vez, la mortalidad violenta causada por humanos también ha descendido, a pesar de los 15 atropellos y tres muertes causadas por furtivos. En total, fallecieron 31 linces en 2015, dos menos que en 2014.

El consejero ha remarcado que en el entorno de Doñana «se ha realizado un trabajo enorme: se han reducido los atropellos y se han realizado obras de mucha envergadura en zonas calientes», indicando además que está «comprobado científicamente que utilizan estas infraestructuras».

Por ello, ha subrayado que la situación del lince es «positiva» y ha recordado que el proyecto Life+Iberlince, que cofinancia la Unión Europea, ha propiciado que el lince pase a ser una especie «en peligro crítico» de extinción a una especie «en peligro» de extinción, según declaró el pasado verano la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

Al respecto, Fiscal ha señalado que esta circunstancia no propicia «la relajación, pero sí nos anima y nos confirma que vamos en el buen camino», a la par que ha destacado el apoyo del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente a la cría del lince.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés