Actualizar

viernes, enero 27, 2023

Ecologistas exigen el cierre de la playa para perros de Vélez

Así lo ha indicado el coordinador de la organización, Rafael Yus, quien ha señalado que la playa para perros es «ilegal a nivel municipal y autonómico» porque, a su juicio va contra ordenanzas municipales y decretos del Gobierno andaluz.

El Gabinete de Estudios de la Naturaleza de la Axarquía (GENA-Ecologistas en Acción) ha presentado una denuncia administrativa ante la Delegación Territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía en Málaga por la playa para perros situada en el tramo de El Mortero de Torre del Mar, en el municipio malagueño de Vélez-Málaga. Pide «el cierre inmediato».

Así lo ha indicado el coordinador de la organización, Rafael Yus, quien ha señalado que la playa para perros es «ilegal a nivel municipal y autonómico» porque, a su juicio va contra ordenanzas municipales y decretos del Gobierno andaluz.

Además, ha recordado que en julio notificaron al Ayuntamiento de Vélez-Málaga advirtiendo de que «la acotación de un tramo del litoral del municipio era ilegal porque contravenía el artículo 6 del decreto 194/1998 de la Junta de Andalucía, que prohibía el acceso de animales domésticos a las aguas y zonas de baño, durante la temporada de baño».

También ha precisado que el artículo 40, apartado cuarto, de la ordenanza municipal de tenencia de animales señala que «se prohíbe el baño y/o la limpieza de animales en fuentes ornamentales, estanques, lechos de los ríos, playas o similares».

Frente a esto, el coordinador de GENA ha dicho que el Consistorio usa «el pretexto» de una excepción del decreto, que permite el baño de animales en aquellas playas no aptas para el baño de personas. No obstante, ha señalado que El Mortero «siempre ha sido apta» y que «si no lo hubiera sido, –el Consistorio– habría cometido una imprudencia» al no advertir de ello.

También ha indicado que muchas personas sobrepasan los límites de la zona acotada de la playa canina, especialmente hacia la desembocadura del río Vélez, «un espacio natural de interés ornitológico, reconocido por la propia Consejería de Medio Ambiente, que lo ha incluido en la Red de Humedales de Andalucía».

«Los perros y sus ladridos espantan, cuando no cazan directamente a las aves marinas y limícolas que hay en la desembocadura del río», ha apuntado, añadiendo que esto «crea problemas a la avifauna local».

Por otro lado, también ha manifestado que los dueños no llevan a los perros a la zona de ‘pipican’, sino que «hacen sus necesidades en cualquier parte» y ha dicho que algunos bañistas acuden con sus mascotas a las duchas, usando éstas para eliminarles la sal y la arena.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés