Actualizar

lunes, febrero 6, 2023

Una vida ecológica: cómo y porqué vivir en “verde”

“La idea de ser más respetuoso del Medio Ambiente en nuestra vida diaria es algo que todos anhelamos. Incluso muchos ya hemos tomado algunas medidas al respecto. Pero hay demasiada gente que se pregunta cómo hacerlo y si en realidad, además de ayudar al Medio Ambiente, obtendrán algún beneficio personal.”

Dos de las excusas más comunes que esgrime la mayoría de las personas son que no tienen ni tiempo ni recursos para vivir una vida más “verde”. Y si bien es cierto que toma un tiempo ser más conscientes de cómo nuestras acciones y decisiones afectan el medio ambiente, el cambio a un estilo de vida ecológico, en realidad puede traer grandes beneficios.

Se puede ahorrar una fortuna

Ahora que se viene el invierno muchos se plantean comprar algún tipo de calentadores. Decantarse por los que aseguran una buena eficiencia energética, puede reducir la factura de electricidad anual de forma realmente significativa. Del mismo modo sucede con la gran mayoría de los electrodomésticos que tenemos en el hogar.

En cuanto al tema de movilidad, elegir un vehículo ecológico, ya sea un coche eléctrico o un híbrido, también reporta grandes ahorros en consumo y si es posible, la bicicleta puede ser el medio ideal para moverse, ya que no solo es ecológica, sino que además de no ocasionar gastos ni contaminación, es excelente para mantener un buen estado físico.

El cuerpo lo agradecerá

Ser respetuoso con el medio ambiente en la vida personal también depende de la elección de los alimentos. Optar por los orgánicos y ecológicos reporta una gran variedad de beneficios para la salud a largo plazo.

Decantarse por la compra de productos orgánicos es la mejor forma de conseguir una alimentación sana y nutritiva, y cuidar nuestro cuerpo no parece ser una forma de gastar dinero, sino de invertirlo de la mejor forma posible.

Nos mantiene activos

Pequeños cambios, como optar por montar en bicicleta en vez de conducir o tomar un taxi, no sólo reduce la cantidad de emisiones y contaminantes en el aire, sino que es una gran manera de mantenerse sano y activo. Ir caminando al trabajo o al supermercado en vez de utilizar un vehículo, puede colmar los requerimientos diarios de actividad necesarios para llevar una vida realmente saludable.

Cuidar el agua es cuidar el futuro

El agua limpia es uno de los recursos más preciados de nuestro planeta. Ser consciente de la cantidad que desperdiciamos, puede ayudar a reducir la tensión en los sistemas de tratamiento, asegurando que haya agua suficiente para todos.

Una gran manera de comenzar es olvidarse del agua embotellada. Este acto por sí solo puede reducir las emisiones globales de gases de efecto invernadero procedentes del transporte, así como la energía necesaria para producir botellas de plástico y a su vez reducir el volumen de residuos depositados en los vertederos.

Las plantas pueden “cambiar tu vida”

Allá por 1980, los investigadores de la NASA descubrieron que ciertas plantas de interior pueden reducir los contaminantes en sitios cerrados hasta en un 87 % en poco más de 24 horas. Tener plantas en el hogar es una excelente idea, ya que los contaminantes pueden causar irritación de mucosas, dolores de cabeza, dermatitis, enfermedades respiratorias e incluso problemas neuropsicológicos.

El reciclaje ayuda a ser más creativo

El reciclaje de la mayor cantidad de productos posibles, no solo ahorra dinero y recursos, sino que también puede ser una gran salida creativa para toda la familia. Hacer cosas nuevas a partir de materiales reciclados, puede ser una gran actividad relajante para un fin de semana y logrará que cada uno de nuestros familiares se sienta involucrado en la tarea.

Protegerse de toxinas dañinas

La compra de productos “verdes”, tales como productos de limpieza y cosméticos eliminará la gran mayoría de las toxinas y productos químicos que se suelen respirar y que están en contacto con la piel cada día en nuestras casas. Esta es una gran manera de proteger a toda la familia, de la exposición a productos químicos fuertes, que pueden causar efectos secundarios a largo plazo en su salud.

Los hogares Verdes son más resistentes

Los muebles pueden ser repintados para que cambien de aspecto, sin tener que hacer una inversión y cambiarlo todo. Si recurrimos al reciclaje, obtendremos más de lo mismo, la inversión será mínima y las cosas durarán más. Una casa “verde” es más durable y costará menos dinero en reparaciones y reformas en el futuro.

Un entorno limpio y verde es la mejor recompensa

Cuando alguien elige ser más respetuoso con el Medio Ambiente en su vida en general, está reduciendo su huella de carbono de forma realmente efectiva y participativa. Al tomar las medidas necesarias para disminuir la cantidad de contaminación personal, se reduce la cantidad de energía utilizada, creando así un ambiente más limpio y más verde, para nosotros y las nuevas generaciones.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés