Más de 25 nuevos vehículos para la flota andaluza de Medio Ambiente

En concreto, según la documentación recabada por Europa Press, el acuerdo se divide en tres lotes: uno de tres vehículos todoterreno (4×4) pick-up doble cabina, por 63.000 euros; otro de 17 vehículos todocamino tracción 4×4, por 297.500 euros; y un tercero de seis turismos, por 69.000 euros.

La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía ha sacado a licitación por un importe máximo de 429.500 euros el suministro de 26 vehículos para la renovación parcial de la flota de los servicios centrales de la Consejería y sus delegaciones territoriales.

En concreto, según la documentación recabada por Europa Press, el acuerdo se divide en tres lotes: uno de tres vehículos todoterreno (4×4) ‘pick-up’ doble cabina, por 63.000 euros; otro de 17 vehículos todocamino tracción 4×4, por 297.500 euros; y un tercero de seis turismos, por 69.000 euros.

Por otro lado, la Junta también ha sacado a licitación un acuerdo marco para el suministro de equipos de protección individual (EPI) para trabajos de intervención en incendios forestales, que se divide en dos lotes. En el primero entran pantalones, camisas y cubrenucas ignífugo, por un total de 42.055,50 euros, mientras que en el segundo se incluyen guantes y botas de uso polivalentes, casco de protección, gafas monovolumen y mascarillas, por 80.681,50 euros.

Precisamente, el pasado verano CCOO alertaba de la existencia de «importantes deficiencias» en los EPI de los bomberos forestales andaluces, criticando «la imposibilidad de reposición por la falta de suministro y stock en almacén», y aludiendo a la demora en la entrega de pantalones, camisas y botas, entre otros, además de entregas parciales o de material antiguo que no es de alta visibilidad.

El sindicato informaba de la sustitución de los cascos de extinción en la totalidad del operativo, y de que los elementos del EPI que se acoplan al casco de extinción, como son las pantallas faciales y protectores auditivos para el trabajo con maquinaria ligera y respecto a algunas marcas comerciales, no ajustaban correctamente, «por lo que el trabajador se encuentra expuesto a proyecciones en la cara».

A su juicio, el trabajo de los bomberos forestales con el equipo de protección individual deteriorado o en mal estado «no es seguro», por lo que el sindicato hizo un llamamiento a la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio y a la Agencia de Medio Ambiente y Agua (Amaya), para que adoptaran «urgentemente» las medidas necesarias para encontrar una solución.

En esta misma línea, CCOO añadía que «no se puede permitir» que los bomberos forestales que no dispongan de un EPI correcto en su totalidad «intervengan en la extinción de incendios», con el fin de «evitar incidentes o accidentes producto de una protección inadecuada».

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Otras noticias de interés