Collados Beach: contra viento, mareas y normas

ANSE denuncia que el restaurante Collados Beach, situado en el entorno de las Encañizadas (Playa de los Esculls), colindante con el Parque Regional de San Pedro y dentro del Ámbito de la Red Natura2000. Las actividades de dicho establecimiento ponen en grave peligro la biodiversidad local e incumplen un sinnúmero de normativas.

Contra viento, mareas y normas

Collados Beach: contra viento, mareas y normas. La Asociación de Naturalistas del Sureste pondrá en conocimiento de la Dirección General del Medio Natural diversos incumplimientos del Plan de Ordenación de los Recursos Naturales del Parque Regional de San Pedro. En esta ocasión el problema está relacionado con el funcionamiento del restaurante Collados Beach en el entorno de las Encañizadas (Playa de los Esculls).

Dicha instalación opera bajo la figura de «Beach Club», según licencia otorgada por el Ayuntamiento de San Javier. Y lo hace a pesar de ser colindante con una playa calificada como «Zona de Conservación Prioritaria», según el PORN del Parque Regional lo que limita su uso.

Restricciones legales

En su artículo 52 se establece que «3. El Uso Público está restringido, ya que necesita autorización y tener una finalidad específica, excepto en aquellas áreas debidamente delimitadas, acondicionadas y señalizadas, (sendas y observatorios), por la Consejería de Medio Ambiente donde se concentrará el uso público con una finalidad didáctica».

Además, la zona está incluida en la Red Natura 2000, por lo que sería necesaria una Evaluación de Repercusiones sobre la Red Natura 2000 de los proyectos que allí se aprueben. Incluso aunque la ubicación de la instalación se realizara en las proximidades. Resulta especialmente llamativo el eslógan «Disfruta junto a tus amigos (…) de nuestras hamacas a pie de playa» (instaladas en el límite del Parque Regional). Cuando la playa colindante tiene un uso público restringido sometido a autorización.

Para colmo de males, la actividad de restauración de la instalación resulta contraria a las Normas Subsidiarias de San Javier. Tal y como dictaminó el Consejo Jurídico de la Región de Murcia (Dictamen nº 99/2018) en una consulta sobre este caso planteada por el Alcalde de San Javier.

Lo público al servicio de lo privado

Precisamente y con el objeto de favorecer la actividad privada del restaurante en esta porción del Parque Regional, el personal de ANSE ha podido comprobar como la playa de los Escull es sometida a limpieza periódica (retirada de arribazones de Posidonia). Muchas veces esa actividad es nocturna, pero se hace con tractores vinculados al Ayuntamiento de San Javier.

El uso de maquinaria para la limpieza de playas no está autorizado por el PORN y puede estar afectando a especies amenazadas como el chorlitejo patinegro. Esta es una especie considerada En Peligro por el reciente Libro Rojo, que nidifica en playas y para el que las Encañizadas es una localidad relevante. Collados Beach: contra viento, mareas y normas

Las tareas con maquinaria han afectado (ya sea por destrucción de individuos o alteración del hábitat) a diversas especies de flora protegidas. Hablamos de poblaciones de la zona como Senecio glaucus o la esparraguera del Mar Menor, esta última a punto de incluirse en el Catálogo Español de Especies Amenazadas.

En los islotes cercanos (Esculls), algunos años se establecen colonias de charrancitos y otras aves acuáticas. También resulta posible la afección a una eventual nidificación de tortuga boba que pudiera ocurrir en la playa protegida.

A juicio de ANSE, «ya existen muchos kilómetros de playas en la Manga que son mantenidos con maquinaria para el turismo, por lo que las playas de las Encañizadas deberían conservarse en su estado natural, tal y como establece el PORN. Además, resulta lamentable que sea el propio Ayuntamiento de San Javier el que esté implicado en la alteración de una zona pública de un Parque Regional para favorecer un negocio privado».

Y aún hay más

Pero la alteración de la playa natural no es el único impacto que produce este restaurante sobre el Parque Regional. Los técnicos de la Asociación han podido confirmar (y así ha sido trasladado al Centro de Coordinación Forestal) que la navegación y fondeo de embarcaciones es una constante en las Encañizadas.

Pese a estar prohibido por el artículo 56 del PORN. El fondeo y navegación puede estar afectando a las comunidades sumergidas y especies protegidas que habitan las Encañizadas. Y supone una molestia adicional a la fauna (principalmente aves acuáticas) que frecuenta la zona. Collados Beach: contra viento, mareas y normas

ANSE señala que ni la Consejería de Medio Ambiente, ni el Ayuntamiento de San Javier pueden alegar desconocimiento de la situación. Ya que los hechos se vienen produciendo desde 2019, cuando la Asociación remitió diferentes denuncias sobre estos hechos sin que se haya conocido el resultado de las mismas. Recordar que en aquellos momentos llegaron a celebrarse bodas con uso de fuegos artificiales.

Hechos similares llegaron a producirse en 2021 y 2022. Durante la pandemia parece que la presión sobre esta porción del Parque Regional se redujo temporalmente. Pero la reanudada actividad turística está amenazando una de las porciones más sensibles del Parque Regional de las Salinas y Arenales de San Pedro.

Mucho que reclamar

Por esta razón, la «Asociación reclama al Alcalde (Jose Miguel Luengo). Y también al Consejero de Medio Ambiente (Antonio Luengo, que fue concejal de Medio Ambiente de San Javier). Para que tomen medidas inmediatas de restitución de la legalidad y de restauración de los sistemas ecológicos de playa. Así como una depuración de las responsabilidades por los daños a los ecosistemas litorales».

Estos hechos vienen a sumarse a las diferentes macrofiestas y eventos que se vienen produciendo en diversos puntos del Mar Menor (El Vivero, Lo Poyo, Isla del Ciervo). Y ponen en entredicho la vigilancia y la capacidad de los poderes públicos para hacer cumplir las regulaciones.

En este caso, sería el propio Ayuntamiento de San Javier quien, presuntamente, estaría incumpliendo el PORN. Ya que sería quien permitiría que la actividad fuera de ordenación de un restaurante afectara a un Parque Regional. Mientras la Consejería de Medio Ambiente no interviene. Collados Beach: contra viento, mareas y normas.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés