El híbrido de lujo de BMW

Hemos viajado a Garching, cerca de Múnich, para conducir la primera berlina de lujo híbrida de BMW, el ActiveHybrid 7. Y los primeros kilómetros al volante han bastado para poder asegurarles que, ante rivales como el Mercedes S 400 Hybrid o el Lexus LS600h, la apuesta bávara se caracteriza por la fortaleza combinada de sus motores de gasolina y eléctrico. Entre ambos ofrecen 465 CV de potencia y hasta 700 Nm de par, lo que convierte a este modelo en la berlina híbrida más potente del mercado. Incluso si lo comparamos con el 750i del que deriva, el ActiveHybrid exhibe mejores prestaciones, rebaja los consumos hasta en un 17% y emite menos CO2 a la atmósfera.

Desde el punto de vista comercial, y teniendo en cuenta que el 45% de las ventas de la Serie 7 tienen lugar en Estados Unidos, la estrategia de la marca se entiende desde un punto de vista global. Si bien para el mercado español no supondrá un porcentaje muy alto de las ventas en el segmento, el público norteamericano sí valorará un coche enorme en todos los sentidos, con un tremendo motor V8 TwinPower de doble turbo y, además, con la etiqueta de ‘ecológico’ que desprende su apellido híbrido, algo muy de moda en el país de las barras y las estrellas.

Otro de los mercados potenciales es el alemán, con un 20% del total de las ventas de esta refinada berlina. En este caso, y dada la posibilidad de circular a altas velocidades en este país, también resulta una opción interesante. Los ingenieros nos han asegurado que el sistema encuentra su eficiencia máxima en velocidades comprendidas entre los 70 y los 120 km/h, por lo que el ActiveHybrid puede resultar atractivo para cualquier cliente del planeta.

Listo en primavera

El proceso de producción en serie comenzará el próximo mes de enero, estando prevista la comercialización de modelos con batalla corta y larga (L) en abril. El equipamiento no está definido, pero será tan abundante como el que ya ofrece la nueva Serie 7 desde hace un año, cuando se puso a la venta. Las opciones de personalización y refinamiento, a través del programa ‘Individual’ de BMW, son infinitas. El precio también es una incógnita, aunque será parecido a los 105.900 euros fijados como base para la versión corta en el mercado teutón.

La tecnología que presenta este ‘7’ es totalmente distinta a la que exhibirá BMW en breve sobre la base del X6 y que tendrá el mismo apellido: ActiveHybrid. A esta berlina que hemos probado la denominan ‘Mild Hybrid’ (medio híbrida) porque cuenta con un sistema más básico. Aquí trabajan juntos un bloque V8 de combustión TwinTurbo y un motor eléctrico trifásico síncrono, integrado en una nueva caja de cambios de ocho velocidades.

Para reducir el consumo, cuenta con un sistema llamado ‘Auto Start Stop’ que detiene el motor de combustión cuando el coche está parado en semáforos, cruces o atascos. Cuando frenamos por completo, el V8 se desconecta y es el motor eléctrico el que da servicio a los sistemas del coche (climatizador, radio, alumbrado…) Este propulsor eléctrico se alimenta a través de una batería ubicada en el maletero con medidas 37x22x37 cm y un peso de 27 kilos. Además, al equipo se suma la electrónica funcional necesaria para alimentar la red de alto voltaje a bordo.

Recarga continua

Abundando en el funcionamiento del sistema, el motor eléctrico tiene 20 CV y aporta un máximo de 210 Nm de par cuando se necesita. Se recarga de forma continua, alimentándose de la energía que se crea cuando levantamos el pie del acelerador y, sobre todo, cuando pisamos el freno. Su misión fundamental es aliviar el esfuerzo del motor de combustión. Y lo consigue de muchas maneras: haciendo las veces de motor de arranque; funcionando cuando el sistema de parada y arranque apaga el motor térmico; o en carretera, cuando queremos aprovechar toda la potencia y se activan los modos ‘active boost’ y ‘overboost’, con los que ‘presta’ esos 20 caballos y 210 Nm extra. Con su ayuda, hemos de decirlo, las aceleraciones del coche son brutales.

Aunque BMW ha desarrollado este proyecto en conjunto con Daimler, el S 400 Hybrid de Mercedes está más enfocado a minimizar los consumos y las emisiones, evitando esforzar en demasía su V6 y buscando, en cambio, unas cifras homologadas inferiores a los 8 litros en ciclo mixto…

Artículo completo, fuente y autor

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés