Volvo se apunta a la producción de baterías para coches eléctricos

En los próximos años, Volvo Cars lanzará un modelo eléctrico cada año, ya que busca que el 50% de sus ventas en todo el mundo sea eléctrico en 2025, mientras que el resto será híbrido.

La compañía automovilística Volvo Cars ha inaugurado este jueves una nueva línea de producción de baterías para vehículos eléctricos en su factoría ubicada en la ciudad belga de Gante, donde comenzará a fabricar este año su primer modelo 100% eléctrico, el XC40 Recharge P8.

Tal como ha informado la firma en un comunicado, esta inauguración se enmarca dentro de su estrategia de electrificación y su plan de acción climática. Su objetivo es reducir un 40% hasta 2025 la huella de dióxido de carbono (CO2) del ciclo de vida de sus vehículos, como primer paso hacia convertirse en una empresa neutral en carbono en 2040.

«Como la primera de nuestras plantas en obtener una línea de ensamblaje de baterías, Gante desarrollará un papel pionero a medida que continuamos preparando nuestra red de fabricación para la electrificación«, ha subrayado el director de Operaciones de Producción Global de Volvo, Geert Bruyneel.

A principios de este año, la compañía anunció la construcción de una línea de producción de baterías en su planta de Estados Unidos, ubicada a las afueras de Charleston, Carolina del Sur. Se espera que la construcción de esas instalaciones comience este otoño.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés