Reducir la cantidad de biomasa mediante el desarrollo de modelos selvícolas imitando la naturaleza para evitar incendios

Además ha recalcado que «entre la década de los ochenta y la primera década de este milenio la prevención forestal, mediante una mayor concienciación social, medidas legislativas y persecución policial y judicial, ha reducido más del 40% el número de hectáreas quemadas y sin embargo, esto no ha sido suficiente».

El profesor de la Universidad CEU San Pablo, Benito Lacalle ha recomendado imitar el funcionamiento de la naturaleza para prevenir los incendios forestales.

Lacalle ha explicado que «la clave está en reducir la cantidad de biomasa mediante el desarrollo de modelos selvícolas que tengan en cuenta el cambio climático e imiten el funcionamiento de la naturaleza«. «Esto favorecería la diversidad genética, reduciría la densidad del arbolado y haría que los bosques fueran menos vulnerables a los incendios», ha añadido.

Además ha recalcado que «entre la década de los ochenta y la primera década de este milenio la prevención forestal, mediante una mayor concienciación social, medidas legislativas y persecución policial y judicial, ha reducido más del 40% el número de hectáreas quemadas y sin embargo, esto no ha sido suficiente».

- Advertisement -

El profesor ha aclarado que el fuego es un elemento natural que ha favorecido la regeneración del bosque, pues aporta condiciones rebrotadoras y de germinación pudiendo hacer frente con su distribución de especiesautóctonasa la minimización del número de incendios que se consideran de origen natural (aproximadamente un 5%).

Según Lacalle, las condiciones meteorológicas, tales como el incremento de las temperaturas, las olas de calor, la disminución de la humedad del suelo y el viento, no son las principales causas de los incendios, pues «más del 70% de los incendios en España no se producen en el arco mediterráneo sino en el noroeste peninsular, con un clima atlántico o continental húmedo «.

Entre el 75% y el 90% de los incendios que se producen en España se deben a causas intencionadas y negligencias, quedando el resto para casos en los que no está claro su origen.

Lacalle ha advertido que «España es el país de la Unión Europea más afectado por el agravamiento de los incendios forestales, convirtiéndose en su principal problema ambiental». «Un problema que puede traducirse en uno de los efectos colaterales del cambio climático», ha aclarado.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés