El hielo polar desvela que hubo ‘megatormentas’ hace 1.000 años

«Si tan enormes tormentas solares chocasen con la Tierra hoy en día, podrían tener efectos devastadores en nuestro sistema energético, satélites y sistemas de comunicación», dice Raimund Muscheler, el Departamento de Geología de la Universidad de Lund.

Las tormentas solares y las partículas que liberan dan lugar a fenómenos tan espectaculares como las auroras, pero también pueden representar un riesgo grave para nuestra sociedad.

En casos extremos, han causado importantes cortes de energía, y también podrían conducir a averías de satélites y sistemas de comunicación. De acuerdo con un estudio publicado en la revista Nature Communications, las tormentas solares podrían ser mucho más potentes de lo que se suponía. Investigadores de la Universidad de Lund en Suecia han confirmado que la Tierra fue golpeada por dos tormentas solares extremas, hace más de 1.000 años.

«Si tan enormes tormentas solares chocasen con la Tierra hoy en día, podrían tener efectos devastadores en nuestro sistema energético, satélites y sistemas de comunicación», dice Raimund Muscheler, el Departamento de Geología de la Universidad de Lund.

- Advertisement -

El equipo internacional liderado en Lund ha estado buscando rastros de las tormentas solares en los núcleos de hielo de Groenlandia y la Antártida. Por todas partes en la Tierra se pueden encontrar rastros de los rayos cósmicos de la galaxia y el Sol, tales como bajos niveles de carbono radiactivo.

Hace unos años, los investigadores encontraron rastros de un rápido aumento de carbono radiactivo en los anillos de los árboles en los periodos 774/775 y 993/994 de nuestra era. La causa de estos incrementos ha sido, sin embargo, objeto de debate.

«En este estudio hemos tratado de trabajar sistemáticamente para encontrar la causa de estos eventos. Ahora hemos encontrado incrementos correspondientes para exactamente los mismos períodos en los núcleos de hielo. Con estos nuevos resultados, es posible descartar todas las demás explicaciones sugeridas, y por lo tanto confirmar las tormentas solares extremas como la causa de estos misteriosas aumentos de radiocarbono «, dice Raimund Muscheler.

El estudio también proporciona la primera evaluación fiable de flujos de partículas conectadas a estos eventos. Raimund Muscheler señala que esto es muy importante para la futura planificación de sistemas electrónicos confiables.

«Estas tormentas solares exceden con creces los eventos conocidos observados por mediciones instrumentales en la Tierra. Los resultados deberían conducir a una reevaluación de los riesgos asociados con las tormentas solares», dice Raimund Muscheler.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés