Andalucía recuperando especies amenazadas

Según ha indicado la Junta en una nota, el acuerdo tiene un año de duración y permitirá optimizar y reactivar la actividad del CREA de Pelayo (Algeciras), así como su coordinación con el centro matriz, el CREA Dunas de San Antón, ubicado en El Puerto.

El delegado territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta en Cádiz, Ángel Acuña, ha presidido este miércoles la firma de un convenio con las empresas Enel Green Power España y Nebur Medio Ambiente para reforzar la actuación de los Centros de Recuperación de Especies Amenazadas (CREA) de la provincia de Cádiz, gracias a la mejora de los traslados de animales desde las instalaciones ubicadas en el Campo de Gibraltar a las de El Puerto de Santa María.

Según ha indicado la Junta en una nota, el acuerdo tiene un año de duración y permitirá optimizar y reactivar la actividad del CREA de Pelayo (Algeciras), así como su coordinación con el centro matriz, el CREA ‘Dunas de San Antón’, ubicado en El Puerto.

Al respecto, ha recordado que el del Campo de Gibraltar es un centro periférico de atención primaria, por lo que es el CREA ‘Dunas de San Antón’ el que recibe a las especies con daños de mayor gravedad.

En la misma línea, el convenio establece que todos los firmantes trabajarán para promover la investigación, sensibilizar, difundir y realizar actuaciones relacionadas con la conservación de las especies amenazadas, y tendrán como ámbito de actuación preferente el de la Comarca de la Janda y Comarca del Campo de Gibraltar.

El documento establece que Enel Green Power España se compromete a financiar durante el periodo de duración del convenio la adquisición de un vehículo para atender la recogida de las especies heridas o colisionadas y para su traslado al CREA.

Por su parte, Nebur Medioambiente, que será la que gestione los fondos, realizará mediante personal cualificado las recogidas y traslados al CREA de Pelayo de la fauna silvestre accidentada, al tiempo que apoyará las acciones de mantenimiento y alimentación de la fauna ingresada, así como las gestiones relacionadas con el buen funcionamiento de la instalación, siempre siguiendo las indicaciones del CREA Dunas de San Antón del que dependerá.

En cuanto a la Agencia de Medioambiente y Agua de Andalucía, se encargará del seguimiento y supervisión de los servicios del CREA El Puerto en su actividad y de afianzar colaboración con el centro periférico de Pelayo para que su funcionamiento resulte operativo.

El delegado territorial ha destacado «la importancia de reactivar la labor que se realiza en el CREA del Campo de Gibraltar dentro de la red de Centros de Recuperación de Especies Amenazadas de Andalucía dada su estratégica ubicación como ruta migratoria para la avifauna entre Europa y África».

Tal como ha explicado, gracias al nuevo acuerdo «los ejemplares procedentes del Campo de Gibraltar se podrán trasladar con más agilidad al centro de El Puerto, lo que permitirá aplicar con mayor rapidez la atención y el tratamiento especializados que requieran por las lesiones que presenten».

BALANCE DE ACTUACIÓN DE 2015

Durante el año 2015 el número de ejemplares pertenecientes a especies protegidas ingresados en los dos centros de la provincia de Cádiz han sido 1.303 (nueve menos que en 2014), de los cuales 1.179 ingresaron vivos y 124 muertos.

Del total de ejemplares pertenecientes a especies protegidas que fueron recogidos durante el pasado año, 954 (19 más que el año anterior) ingresaron en el CREA ‘Dunas de San Antón’ (El Puerto de Santa María) mientras que en el Centro Auxiliar ‘Huerta Grande’ (Algeciras) lo hicieron un total de 349 ejemplares (28 menos que en 2014).

De estos 349 ejemplares, 189 se trasladaron al CREA matriz para su atención veterinaria. Según ha resaltado, aunque la abundancia de especies en el centro auxiliar es notablemente menor, su localización estratégica en el Campo de Gibraltar cubre uno de los principales pasos migratorios de aves.

Los CREA, aunque centran su labor en la recuperación de especies protegidas, han recibido también ejemplares no catalogados como especies protegidas (por ser domésticas, exóticas, cinegéticas, etcétera) a las que se les tienen que dar salida, y que sumaron un total de 93 ejemplares.

Como ya ha ocurrido en años anteriores, los meses de mayor actividad en la llegada de especies son los de mayo a agosto. En cuanto a la procedencia de los ingresos, los términos municipales de los que llegan el mayor número de ingresos son Jerez (283), Algeciras (240) y El Puerto de Santa María (172). El porcentaje de recuperación general en 2015 es del 47 por ciento.

Las causas artificiales indirectas (colisiones, extracción del hábitat, etc.) siguen siendo las más frecuentes (59%), la mayor parte de las cuales (casi el 20% del total) es de origen no identificado. Les siguen de las causas naturales (34%) donde destacan los ejemplares pollos caídos del nido con un 21%, siendo esta además la causa con mayor número de ingresos en 2015, al igual que el año anterior.

Durante el pasado año, como viene siendo habitual, fueron los particulares quienes más avisos de recogida de fauna generaron hasta sumar un tercio del total de avisos de la provincia (34%). El 21% siguiente corresponde a los ingresos en el Zoobotánico de Jerez, que colabora como centro de recepción desde donde se trasladan los ejemplares al CREA para su tratamiento. Por último, le siguen los avisos de las administraciones públicas (19%), que engloban sobre todo los de los ayuntamientos.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés