Camboya se queda sin tigres

Así lo ha asegurado el director del departamento de fauna de la camboyana administración forestal, Keo Omaliss, en una rueda de prensa el pasado miércoles y en la que se anunció que los responsables evalúan dos posibles parajes para albergar de nuevo a este tipo de tigre: los bosques secos de la provincia de Mondulkiri (noreste) y los Montes Cardamomos (suroeste)

Los tigres han quedado «funcionalmente extinguidos» en Camboya debido a la caza furtiva, con lo que el Gobierno del país ha anunciado impulsar un programa para restablecer la población de este mamífero asiático en sus junglas.

Así lo ha asegurado el director del departamento de fauna de la camboyana administración forestal, Keo Omaliss, en una rueda de prensa el pasado miércoles y en la que se anunció que los responsables evalúan dos posibles parajes para albergar de nuevo a este tipo de tigre: los bosques secos de la provincia de Mondulkiri (noreste) y los Montes Cardamomos (suroeste).

Según un comunicado de la organización en defensa de los animales ‘Fondo Mundial para la Naturaleza’ (WWF), los bosques secos de Camboya solían ser el hogar de decenas de tigres de Indochina, pero la caza furtiva devastó el número de los grandes felinos y «hoy día» ya no hay «ninguna población reproductora» de tigres, por lo que han quedado «funcionalmente extinguidos».

En un esfuerzo por revivir la población, el gobierno de Camboya aprobó el mes pasado un plan para reintroducir a los tigres en el Mondulkiri bosque protegido en el extremo del este del país, y en el cuál se atisbó al último tigre en 2007.

«Para el principio queremos dos tigres machos y cerca de cinco o seis hembras», afirmó Omaliss ante la prensa y añadió: «hay que reforzar el cumplimiento de la ley en estas zonas, concienciar a la gente, investigar el hábitat de los tigres y sus presas y colaborar con las fuerzas de seguridad de otros países».

Según recoge The Guardian, el Gobierno necesitará para el cumplimiento de este proyecto entre 20 y 50 millones de dólares. Por otro lado, países con poblaciones de tigres como Bangladesh, China, Camboya, India, Indonesia, Laos, Malasia, Nepal, Rusia, Tailandia o Vietnam, entre otros, pusieron en marcha en el año 2010 un plan para duplicar el número de tigres en 2022.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés