Crueldad animal: gatitos pintados de ‘Pitufo’ y ‘Shrek’

Aunque parezca mentira, esto fue lo que sucedió en el condado de Bradford en Reino Unido, esta misma semana. Durante un procedimiento en busca de drogas, los agentes de policía ingresaron en una casa y tras detener a los delincuentes e incautarles el botín se encontraron dos gatitos machos blancos y negros pintados de verde y azul.

Ante tamaña crueldad los policías se pusieron en contacto con una Asociación Protectora de Animales, quienes se apresuraron a ir a recogerlos y llevarlos a un sitio seguro. Tras una revisión primaria por parte de los veterinarios procedieron a darles un baño para quitarles el color.

- Advertisement -

El problema es que aparentemente los pintaron con bolígrafos de tinta permanente, por lo que quitarles el color ha sido muy difícil, pero se ha conseguido gracias al esfuerzo conjunto de veterinarios y voluntarios del centro, ya que este tipo de tintas pueden resultar sumamente tóxicas para cualquier animal y peor es si son bebés.

Aunque aun les quedan algunos trazos, especialmente en la cara, los gatitos aparentemente gozan de buena salud y se quedarán en el centro de protección hasta que tengan la edad adecuada para darlos en adopción a personas responsables.

Muchos casos similares

En setiembre del pasado año fue encontrado en la calle en las Islas Gili (pertenecientes al archipiélago de Sonda), un gato de uno 4 o 5 meses a quien habían pintado el cuerpo de verde en su mitad posterior. En un hospital de animales le afeitaron el pelo, lo alimentaron y curaron, y finalmente tras su recuperación y con el nombre de Hulk, consiguió ser adoptado.

Una pequeña gatita de menos de 3 mese fue hallada corriendo por un parque de la ciudad de Denver, Colorado pintada de color rosa. El animal se veía muy fatigado y una señora la llevó a un hospital veterinario, donde se comprobó que presentaba síntomas de envenenamiento. Por suerte pudieron salvarla y quitarle el tinte. La mujer que la encontró fue quien finalmente la adoptó.

Peor suerte corrió un pequeño de apenas 1 mes, que en la ciudad de Hermitage, en Pennsylvania, EEUU fue rociado con espray de color naranja, para “ver cómo quedaba de otro color”. A causa de los vapores tóxicos de la pintura el gatito falleció y la Soc. Protectora de Animales del condado de Mercer ofrece una abultada recompensa por la captura de los culpables, que están identificados y que podrían ir a la cárcel por 5 años.

En la localidad de Boyne City, en el estado de Michigan, EEUU aun están intentando encontrar a la persona o personas responsables de haberle pintado la cara a un gato con pintura roja y haberle fracturado la cola (imaginan que mientras trataban de llevar a cabo su fechoría), que finalmente ha tenido que serle amputada. Luego de limpiarlo y recuperarse de la operación, el pequeño ha encontrado un hogar.

Pintura “decorativa”

Los seres humanos tienen la tendencia de humanizar a sus mascotas, pero algunos se pasa de la raya. Un claro ejemplo de ello es la última moda de teñirles el pelo a los gatos con diferentes colores y motivos, muchas veces empleando tinturas que pueden ser tóxicas o darles alergia.

Esto pasa cuando el dueño de un animal que no tiene ni pizca de sentido común ve en internet que pintarle la bandera de los EEUU a un gato es guay y se pone de inmediato a averiguar cómo hacer para que su mascota sea mas guay aun que las de todos los demás, a costa de lo que sea.

Y es tan cruel quien tiene la loca idea de hacerlo, como aquellos que ponen a su disposición sus conocimientos y a cambio del “vil metal”, les hace tamañas atrocidades a los animales, que sin comerla ni beberla tienen que soportar las excentricidades y desvaríos de sus amos.

Y cuando no les da por teñirles el pelo, les pintan las uñas. Parece increíble que siendo dueños de un gato, no conozcan las costumbres de estos felinos y no sepan que las uñas son sus únicas “armas de defensa” y que se limpian varias veces al día, por lo que si se les pone cualquier producto, van a intentar quitárselo a lengüetazos.

Una reflexión final

Ya no hablamos solamente de los derechos de los animales, sino de tener un poco de sentido común. Es inconcebible que sigan apareciendo casos como estos y que en la red se encuentre a gente que posa con sus gatos pintarrajeados como si hubieran hecho una proeza.

Los gatos y todos los animales son como son y así se los debe aceptar, querer y respetar, pero por encima de todo tienen una dignidad muy grande, que no merece en absoluto ser manchada de colorines.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés