La historia geológica de una cáscara de huevo de dinosaurio

La microscopía ayuda a reconocer qué cristales son originales, creados por el dinosaurio, y cuáles se han ido formando en los diferentes procesos geológicos

Un estudio, publicado por la revista científica Plos One y realizado por los grupos de investigación Aragosaurus y el de Recursos Minerales del Instituto Universitario de Ciencias Ambientales (IUCA) de la Universidad de Zaragoza ha permitido reconstruir hasta el mínimo detalle la estructura microscópica de los cristales que forman la cascara de un huevo de dinosaurio de hace 70 millones de años.El trabajo ha sido posible gracias al uso de tecnologías punteras de microscopía,

La trascendencia científica radica en que se ha determinado un sistema de identificación de especies productoras a partir de restos fósiles, como esta cáscara de huevo de un dinosaurio del Museo de los Dinosaurios de Salas de los Infantes (Burgos), mucho más certero de los existentes hasta ahora.

La microscopía ayuda a reconocer qué cristales son originales, creados por el dinosaurio, y cuáles se han ido formando en los diferentes procesos geológicos

- Advertisement -

La utilización de novedosas técnicas de microscopías ha permitido diferenciar entre la estructura cristalina real de la cáscara, que apunta directamente a la especie productora, de las extraños crecimientos cristalinos superpuestos en dicha cáscara, ya que su estructura fue alterada hasta tres veces durante su fosilización, es decir, experimentó hasta tres cristalizaciones diferentes con el paso del tiempo.

“Esta tecnología nos ayuda a reconocer qué cristales son originales, formados por el dinosaurio, y cuáles son los que se han ido formando y acumulando en los diferentes procesos geológicos”, explica José Ignacio Canudo, investigador principal de Aragosaurus, y director del Museo de Ciencias Naturales de la Universidad de Zaragoza.

Esto ayudará a comprender bien los mecanismos que han llevado a la preservación de los fósiles antes de realizar interpretaciones de carácter biológico que puedan llevar a error, es decir, se podrá identificar de forma más exacta la especie productora y evitará ciertos errores cometidos hasta el momento.

De hecho, el grupo Aragosaurus, liderado por José Ignacio Canudo, es uno de los uno de los pocos grupos especializado en el estudio de cáscaras de huevo de dinosaurios, mientras que el de Recursos Minerales, cuenta con la investigadora Blanca Bauluz, una de las máximas expertas en caracterización cristalográfica, mineral y composicional en biominerales.

El artículo se ha publicado en la revista científica Plos One, y se puede descargar libremente en el siguiente enlace:
Combined Use of Electron and Light Microscopy Techniques Reveals False Secondary Shell Units in Megaloolithidae Eggshells

Referencia bibliográfica:

Moreno-Azanza Miguel, Bauluz B, Canudo JI, Gasca JM, Torcida Fernández-Baldor F (2016) Combined Use of Electron and Light Microscopy Techniques Reveals False Secondary Shell Units in Megaloolithidae Eggshells. PLoS ONE 11(5): e0153026. doi: 10.1371/journal.pone.0153026.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés