Trece tortugas bobas son liberadas este miércoles en una playa de Pulpí (Almería)

Se trata de la segunda fase de sueltas que se realiza en esta playa después de que el pasado mes de junio fueran liberados otros 12 ejemplares. Todas ellas que proceden de un nido localizado hace un año con 80 huevos en una pequeña cala muy expuesta a los temporales en el extremo sur de la misma playa.

La playa de San Juan de los Terreros en Pulpí (Almería) acoge este miércoles la suelta de 13 ejemplares de tortuga boba –‘Caretta caretta’– que han sido criados en el Acuario de Sevilla donde han sido objeto de exhaustivos cuidados hasta alcanzar un tamaño óptimo para su suelta.

Se trata de la segunda fase de sueltas que se realiza en esta playa después de que el pasado mes de junio fueran liberados otros 12 ejemplares. Todas ellas que proceden de un nido localizado hace un año con 80 huevos en una pequeña cala muy expuesta a los temporales en el extremo sur de la misma playa.

Algunas de las tortugas que se liberaron en junio llevan emisores satelitales que permitirán conocer sus desplazamientos, unos datos «muy importantes» para conocer los hábitos de desplazamiento de estas poblaciones y proponer las medidas de gestión más adecuadas para que vuelvan a desovar en las costas almerienses.

En esta suelta también habrá cinco tortugas que lleven un transmisor realizado por la Universidad Politécnica de Valencia dentro de un proyecto del CSIC. De estas cinco tortugas, una de ellas bautizada con el nombre de ‘Morla’ cuenta con un transmisor financiado mediante una campaña de crowfunding organizada por la Asociación Hombre y Territorio.

Fue hace un año cuando una familia de pescadores alertó a la Asociación Equinac a través del teléfono de emergencias 112 de la existencia de un nido en la playa. Al lugar se trasladaron responsables del Consejo Superior de Investigaciones Científicas y de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, que decidieron trasladar los huevos y custodiarlos en condiciones controladas hasta su eclosión en instalaciones de la Estación Biológica de Doñana en Sevilla.

Pasado el tiempo de incubación, las pequeñas tortugas se trasladaron para su cría y enriquecimiento ambiental, de forma que unas fueron a las instalaciones del Centro de Gestión Sostenible del Medio Marino Andaluz de Algeciras (Cádiz) y otras, al Acuario de Sevilla.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés