Se prohíbe la captura de tiburones zorro y martillo

EL MARM prohibirá a partir del 1 de enero de 2010 la captura de tiburones zorro y martillo a la flota palangrera española para proteger a estas especies vulnerables

Los buques pesqueros españoles no podrán capturar, transbordar, desembarcar y comercializar estas especies en todos los caladeros en que faenen, incluyendo las aguas jurisdiccionales de terceros países.

 

El Ministerio de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino prohibirá, a través de un Orden Ministerial que entrará en vigor el 1 de enero de 2010, la captura de tiburones zorro y tiburones martillo o cornudas, con el objetivo de proteger estas especies vulnerables.

 

En línea con las recomendaciones de la FAO y de las Organizaciones Regionales de Pesca, los buques pesqueros españoles no podrán capturar, transbordar, desembarcar y comercializar los tiburones zorro y martillo en todos los caladeros en que faenen.

 

Esta prohibición, incluye las aguas jurisdiccionales de países terceros. Es decir, las aguas de los países con los que la Unión Europea ha firmado un acuerdo de pesca o aquellas de países a las que se pueda acceder mediante un acuerdo privado o un contrato de arrendamiento de buques pesqueros.

 

En aquellos casos en los que se produzca la captura accidental de tiburones de estas familias, los buques españoles deberán liberarlos vivos cuando lleguen al costado del barco con vida o se encuentren dentro del copo de la red de pesca.

 

Este hecho se hará constar en el Diario de bordo de las Comunidades Europeas con indicación del peso estimado, posición y fecha de la liberación del tiburón.

 

Igualmente, deberá anotarse en el Diario de a bordo los ejemplares de ambas familias que lleguen muertos al costado del buque con indicación del peso estimado, fecha y posición.

 

La flota palangrera española cuenta con cerca de 300 buques que, desde el comienzo de su actividad, han faenado en las aguas internacionales del Océano Atlántico y Mediterráneo. Posteriormente, y debido a las regulaciones establecidas para el pez espada en el seno de la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico, esta flota amplió su actividad a caladeros del Océano Pacífico e Índico, convirtiéndose en uno de los subsectores más dinámicos en cuanto a su adaptabilidad técnica y búsqueda de caladeros.

 

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés