Los Reyes Magos traen buenas noticias para las abejas

En esta postura oficial del gobierno español se encuentran otros puntos muy importantes que son una respuesta a algunas de las más importantes demandas que desde Greenpeace hicimos cuando lanzamos nuestra campaña #SOSabejas y que se pueden ver en el informe “Alimentos bajo amenaza”.

Acabo de incorporarme de una vacaciones de fin de año y la revisión de los asuntos que tengo entre manos me ha llevado a descubrir un documento que me ha llenado de alegría. Como no hay nada mejor que compartir alegrías para empezar este nuevo año, he decidido escribir este post.

A finales de año y con muy poco tiempo para reaccionar, la Comisión Europea publicó la Iniciativa de Polinizadores de la UE y pedía comentarios a su hoja de ruta. Aunque no es perfecta y puede ser bastante mejorada, por ejemplo haciendo más hincapié en la necesidad de prohibir el uso de plaguicidas que se han demostrado peligrosos para las abejas, es una buena iniciativa y reafirma una vez más la importancia de las abejas y otros polinizadores y la necesidad de poner límites a las amenazas a que se enfrentan.

Entre los comentarios enviados he encontrado el del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA), el único proveniente de un ministerio europeo. El documento del Ministerio reconoce que pese a que faltan datos detallados sobre el estado actual de conservación de los polinizadores, algo que se debería solucionarse con urgencia, “la información disponible para invertebrados muestra resultados alarmantes, puesto que la mitad de las especies estudiadas están amenazadas.”

En esta postura oficial del gobierno español se encuentran otros puntos muy importantes que son una respuesta a algunas de las más importantes demandas que desde Greenpeace hicimos cuando lanzamos nuestra campaña #SOSabejas y que se pueden ver en el informe “Alimentos bajo amenaza”.

Precisamente, como reconocimiento de la importancia de los polinizadores, en el documento del Ministerio se hace público que España ha iniciado el desarrollo del Plan de Acción Nacional para la Conservación de los Polinizadores, resultado de su adhesión a la “Coalición para la conservación de los polinizadores”. Este plan puede y debe ser una herramienta decisiva para salvar a las abejas, otros polinizadores e incluso determinante para la conservación de la biodiversidad en general y en el cuál Greenpeace espera participar activamente.

Pero lo más fascinante es la última frase: “Queremos señalar que esta iniciativa también podría considerar, dentro de los objetivos IIa o III, fomentar la producción ecológica para promover la conservación de los polinizadores”, algo que venimos reclamando y proponiendo desde hace mucho tiempo. Pero esto no está solo en manos de la Comisión Europea, espero que el MAPAMA se aplique el cuento e internamente lo ponga en marcha con urgencia y determinación, porque lo puede hacer, solo hace falta voluntad política.

Cada granito de polen aportado por las más de 450.000 personas que, solo en España, piden que se salve a las abejas está haciendo efecto. Tú aún puedes aportar el tuyo. ¡Firma aquí!

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés