STOP a la pesca de kril en las zonas donde se alimentan los pingüinos

El anuncio se hizo anoche en Cambridge, donde tuvo lugar un evento al que asistieron representantes de la comunidad científica de todo el mundo y el actor Javier Bardem

Nos llegan muy buenas noticias desde las gélidas aguas de la Antártida: una de las industrias más poderosas, la del kril (ese pequeño crustáceo del que se alimentan pingüinos, focas, ballenas y otras especies marinas), se ha comprometido a dejar de faenar en las aguas más vulnerables del océano Antártico.

Siguiendo la presión de las más de 1,7 millones de personas en todo el mundoque se han sumado a nuestra campaña, casi toda la industria pesquera de kril en la Antártida (un 85%, incluida la empresa pesquera de kril más grande del mundo, Aker Biomarine) se ha comprometido a medidas concretas para reducir su impacto en la vida silvestre antártica. Y no solo eso, sino que también han anunciado que respaldan la campaña para crear un Santuario Antártico.

¿A qué se han comprometido?

  • Dejar de pescar de forma voluntaria en grandes áreas del océano Antártico.
  • Establecer zonas de amortiguación alrededor de ecosistemas sensibles, incluyendo zonas de amortiguación de 30-40 km alrededor de las colonias de pingüinos.
  • Apoyar la campaña para la creación de un gran Santuario Antártico en el Mar de Weddell con más de 1,8 millones de kilómetros cuadrados.
  • Apoyar el proceso científico y político para la creación de una red de santuarios oceánicos (AMP) en el Océano Antártico.

El anuncio se hizo anoche en Cambridge, donde tuvo lugar un evento al que asistieron representantes de la comunidad científica de todo el mundo y el actor Javier Bardem, que el pasado mes de enero participó en la expedición de Greenpeace en la Antártida junto a su hermano Carlos.

- Advertisement -

Durante el evento se proyectaron sobre una cúpula de 360º los mensajes de apoyo que personas de todo el mundo han enviado a los científicos y científicas que trabajan por un Santuario Antártico, junto a imágenes de los paisajes de la Antártida y su fauna. Hoy, con la victoria que hemos conseguido ante la industria del kril, estamos un paso más cerca de proteger el océano Antártico.

La decisión final será tomada por la Comisión del Océano Antártico (CCAMLR) en octubre de 2018, cuando se reúnan en Hobart, Tasmania (Australia).

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés