Un proyecto europeo contribuye a la mejora del hábitat alimenticio de aves necrófagas

Además de los tres socios, en el proyecto colaboran cerca de 550 explotaciones ganaderas, cuya participación ha sido imprescindible, y una treintena de asociaciones, cooperativas y otras organizaciones ganaderas.

El proyecto europeo Life+ Feeding Scavengers, cofinanciado por la Unión Europea a través del programa Life+, y en el que participan la Fundación CBD-Habitat, la Consejería de Fomento y Medio Ambiente y la Fundación del Patrimonio Natural de Castilla y León, que se ha desarrollado durante cuatro años con una inversión de más de 759.000 euros, ha contribuido a mantener las poblaciones de aves necrófagas como el buitre negro, el milano y el alimoche.

El uso de cadáveres para la alimentación de estas especies es una forma de gestión de cadáveres limpia, sostenible, legal y gratuita. Los trabajos comenzaron en julio de 2014 y han finalizado en diciembre de 2018, desarrollándose por tanto durante más de cuatro años, con un presupuesto de 759,811 euros, el 60 por ciento corresponde a financiación europea, según ha indicado la Junta a través de un comunicado remitido a Europa Press.

Además de los tres socios, en el proyecto colaboran cerca de 550 explotaciones ganaderas, cuya participación ha sido imprescindible, y una treintena de asociaciones, cooperativas y otras organizaciones ganaderas.

La recuperación de la ancestral relación entre los ganaderos y las aves necrófagas es el centro del trabajo conjunto que se está propiciando en Castilla y León a través de este proyecto. Esta iniciativa se desarrolla en 26 Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPAS) de la Red Natura 2000 del sur de Castilla y León. En total, afecta a 784.050 hectáreas de las provincias de Salamanca, Ávila, Valladolid, Segovia, Burgos y Soria, donde se albergan algunas de las mayores poblaciones de aves necrófagas de Europa.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

COP15 2022

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés

COP19 de CITES: tiburones y rayas

COP15 2022

El hongo que beneficia a las plantas

Las aves singulares en ‘peligro’