Centro de Recuperación de Fauna Salvaje de Ilundáin

Durante el transcurso de la visita, se ha procedido a la liberación de dos animales: por un lado, un erizo común, localizado en Marcilla el 24 de septiembre con una herida abierta en el lomo, que ha sido recuperado con tratamiento farmacológico. Una vez curado, se va a realizar su liberación antes de que comience su periodo de hibernación. Por otro lado, se ha liberado un milano real, localizado el 12 de octubre en Gaztelu, que presentaba una fractura cerrada de cúbito de pronóstico muy grave en un primer momento. El animal ha sido vendado y sometido a tratamiento farmacológico.

Además de la tarea de recuperación de fauna salvaje, para lo que se cuenta con la colaboración de los guardas del Departamento de Desarrollo Rural y Medio Ambiente y la ciudadanía en general, el CRFS también se dedica a evitar sufrimientos innecesarios a la fauna (por ejemplo, proporcionando una muerte digna a los animales heridos que no tienen posibilidad de recuperación), así como a evitar la contaminación del hábitat con fauna exótica.

Otra de sus labores consiste en concienciar a la sociedad de la importancia del respeto a los animales. Para ello, organizan diversas actividades tales como sueltas de animales recuperados en público, charlas o exposiciones como la llamada “Sentir como animales” que ha recorrido ya varios municipios de Navarra. Además, el propio centro recibe alrededor de 1.000 visitas anuales; y su acción se utiliza como herramienta didáctica en los centros educativos (en 2008 participaron alrededor de 700 escolares en sus actividades).

El Centro de Recuperación trabaja las 24 horas y todos los días del año sin excepción. En caso de encontrar un animal salvaje que por cualquier circunstancia no puede valerse por si mismo, basta con llamar al 112; tras el aviso, técnicos cualificados se pondrán en contacto con el particular a fin de localizar al animal y recogerlo con la mayor brevedad posible.

- Advertisement -

El centro cuenta además, con una Red de Voluntariado que participa en la vigilancia y mantenimiento de nidos artificiales colocados en el campo, en el cuidado de crías y polluelos huérfanos de ciertas especies y en la recogida de animales heridos.

Por otro lado, el CRFS también realiza labores de investigación. Así, con el fin de conocer la capacidad de supervivencia de los animales liberados y poder evaluar la eficacia de las técnicas y protocolos de rehabilitación utilizados, existe un determinado número de animales que se marca con transmisor para su posterior radioseguimiento, obteniendo resultados positivos en el 50% de los casos. Por ejemplo, uno de los animales marcados, un autillo liberado en el parque de la Media Luna de Pamplona, fue localizado en Cádiz dos meses después; es la primera vez que se localiza una rapaz nocturna en migración con técnicas de radioseguimiento, lo que supone todo un éxito en los trabajos de recuperación de esta especie, según los técnicos.
El centro de Ilundáin tiene un coste anual de 180.000 euros, a los que hay que sumar el servicio 24 horas de emergencias ambientales a través del 112, con un coste de 37.000 euros.

 

Navarra.es

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés