Oceana reclama a los Ministros de Pesca el fin de las capturas de tiburones en peligro crítico en 2010

Las poblaciones de tiburón y raya han sufrido un grave declive en las últimas décadas, en gran parte debido a la presión pesquera. “La flota conjunta de la Unión Europea es la segunda del mundo en capturas de tiburón y raya, y no pesca estas especies sólo aquí en Europa, sino también en aguas internacionales y de terceros países”, señala Rebecca Greenberg, responsable de la campaña de tiburones de la organización medioambiental. “Por ello, la UE tiene la responsabilidad de gestionar y proteger a los tiburones a través de leyes y reglamentos de pesquerías en Europa y en todo el mundo”.

El nuevo informe de Oceana proporciona una visión general de las medidas existentes de gestión y conservación de los tiburones bajo la regulación pesquera europea, y demuestra que deben adoptarse acciones adicionales en Europa y en el plano internacional para frenar el agotamiento de las poblaciones de tiburones. Las medidas de gestión de pesquerías necesarias comprenden TAC, planes de gestión y recuperación, reglamentos de talla o prohibiciones de desembarque, límites de capturas accidentales y especificaciones técnicas para artes de pesca.

La UE debe esforzarse en ponerlas en práctica en el marco de su regulación para pesquerías, y también mediante acuerdos bilaterales para las flotas europeas que pesquen en aguas de terceros países y a través de las Organizaciones Regionales de Pesca, ya que la flota comunitaria opera en alta mar.

Según la política de pesquerías de la UE, se deben establecer límites de captura o de esfuerzo para los stocks sin gestionar con el fin de asegurar su explotación sostenible. Sin embargo, Oceana destaca que sólo hay TAC para unas pocas especies de tiburón, incluyendo los de profundidad, la mielga y el cailón. La próxima semana, los ministros de Pesca de la UE acordarán los TAC de 2010 de estas dos últimas especies, ambas muy consumidas en Europa pero en peligro de extinción. Oceana insta a los ministros a que acuerden TAC en línea con las recomendaciones científicas, como ya exponía el Plan de Acción de la Unión Europea para la Conservación y la Gestión de los Tiburones.

- Advertisement -

En concreto, Oceana recomienda para 2010:

    * TAC cero para el cailón y la mielga, con prohibición de desembarcos
    * Reducción en los TAC de rayas en función de las recomendaciones científicas
    * Prohibición de la pesca y desembarco de angelotes, noriegas, rayas mosaica y rayas blancas en todas las aguas comunitarias. 

El ICES[2] han mostrado su oposición a la pesca objetivo de cailón y mielga durante años por la mala situación de sus stocks. De hecho, sus científicos han advertido de que los stocks de mielga están en peligro de colapso y recomiendan un TAC 0. Mientras que la Comisión siguió estas recomendaciones en su propuesta del año pasado, para este año sólo ha propuesto una reducción del 90% del TAC. Oceana advierte de que esta recomendación no se ajusta a los objetivos del Plan de Acción para los Tiburones, y previene contra el establecimiento de un TAC engañoso de capturas accidentales.

Para el cailón, el ICES también recomienda que no haya desembarcos. El año pasado, la Comisión propuso un TAC 0, pero este año no ha presentado su propuesta aún. Oceana recuerda a los ministros de Pesca su obligación de seguir las recomendaciones científicas, y se opone también a que haya un TAC de capturas accidentales.

Respecto a las rayas, el ICES ha dado la alarma sobre el estado de agotamiento de ciertas especies en aguas del Atlántico Nordeste. Pese a que algunos stocks se mantienen, en ocasiones con leves aumentos o descensos, otros están en el límite de extinción total o local. Oceana insta a los ministros de Pesca a que acuerden disminuciones en los TAC de rayas, según las recomendaciones científicas previas del ICES y especialmente para las aguas del Golfo de Vizcaya y de la Península Ibérica. Adicionalmente, Oceana defiende la total prohibición de las capturas de angelotes, noriegas, rayas mosaica y rayas blancas, incluyendo la prohibición de desembarcos.

La IUCN[3] destaca que un tercio de las rayas europeas están amenazadas de extinción. Ahora depende de los ministros de Pesca asegurar su futuro adhiriéndose a los compromisos recogidos en el Plan de Acción.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés