Manual de buenas prácticas para conservar los tejos

La Fundación Félix Rodríguez de la Fuente (FFRF) ha presentado hoy en Gijón, a través del Observatorio de Árboles Singulares y Monumentales, el Manual de Buenas Prácticas para Tejos Cultos. Se trata de un material divulgativo que se hará llegar a todos los agentes involucrados en la gestión de este tipo de árboles, para fomentar una cultura de “buenas prácticas” que ayude a su conservación.

La presentación ha tenido lugar en el Jardín Botánico Atlántico de Gijón y ha contado con la participación de la presidenta del jardín y concejala de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Gijón, Dulce Gallego; la directora general de la Fundación Félix Rodríguez de la Fuente, Odile Rodríguez de la Fuente, y el conservador del Jardí Botànic de la Universitat de València y miembro del Observatorio de Árboles Monumentales, Jose Plumed.  

También ha participado Ignacio Abella, integrante del Observatorio de Árboles Singulares, que ayer presentó en Oviedo su libro «La Cultura del Tejo», una obra que recopila historias, leyendas, poemas y fotos sobre el tejo, que persigue mostrar al lector muchos de los secretos de esta especie. Esta obra ha contado con la colaboración de la Fundación Félix Rodríguez de la Fuente, la Consejería de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca y Biodiversidad de Cantabria y la Consejería de Medio Rural y Pesca del Principado de Asturias.

Para estos expertos, los tejos son “árboles sagrados de la antigüedad, testimonios vivos del diálogo sano entre el hombre y la Tierra”. Por esta razón, han considerado imprescindible alertar de la actual situación de amenaza en la que se encuentran, debido principalmente a las obras de remodelación de las pueblos y ciudades y al incremento masivo del turismo a zonas de alto valor ecológico.  

Según ha informado el Observatorio, este manual de buenas prácticas “nace ante la necesidad de prestar una especial atención a los tejos centenarios que subsisten en los entornos urbano y rural (tejos cultos), dada su fragilidad y vulnerabilidad, a pesar de su altísimo valor cultural, biológico y simbólico”.   

Han decidido presentarlo en Asturias, ya que se trata de “una de las comunidades que mejor han conservado estas especies hasta ahora, convirtiéndose así en el epicentro de los tejos cultos”.  

Los expertos aseguran que especies como el Tejo, “podrían compararse con el Oso en cuanto a la calidad ambiental que indica su presencia”. Por este motivo, y dado su alto valor cultural y biológico, así como su simbolismo como árbol sagrado de la antigüedad, solicitaron recientemente la declaración de los Tejos del norte de España y arco atlántico europeo, como Patrimonio de la Humanidad, con el fin de garantizar su conservación.  

La Fundación Félix Rodríguez de la Fuente ha anunciado que se trabajará también para editar un material similar para fomentar la protección de otras especies de árboles como los olivos, los castaños y las palmeras.  

Los árboles monumentales y singulares son un recurso para el desarrollo rural, por esta razón, la FFRF ha enmarcado la creación del Observatorio, dentro de su Programa Convergencia Rural Naturaleza, RuNa www.ruralnaturaleza.com. Éste cuenta con el apoyo del MITYC y el MARM y cuyo objetivo es generar lugar de encuentro y reflexión, entre todos los actores implicados, en este caso, en la conservación y cuidado de los árboles monumentales y singulares.  

Los objetivos generales del Programa Árboles singulares RuNa de la FFRF son:

1. Fomentar la protección de los árboles y arboledas monumentales.

2. Seguimiento y evaluación de su estado de conservación.

3. Edición de materiales divulgativos encaminados a su correcta gestión.

4. Organización de encuentros y jornadas.

5. Difundir la importancia de reforestar dentro de la lucha contra el cambio climático, la protección de

la biodiversidad, el paisaje y la cultura popular.

6. Generar una red de personas que velen por su protección.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés