Ecologistas critican que la CE quiera aplazar un año la prohibición del comercio internacional del atún rojo

Así, el responsable del programa marino de WWF, José Luis García Varas, señaló en declaraciones a Europea Press que les parece «muy positivo» que la CE haya ratificado lo aprobado la semana pasada por el Parlamento Europeo porque corrobora la «crítica situación» de esta pesquería y comparte la opinión de la ONG de que para asegurar la «supervivencia» del atún rojo y el futuro de la industria que depende de ella es necesario incluir la especie en el Anexo 1 de la Convención sobre el comercio internacional de especies amenazadas de fauna y flora silvestres (CITES).

   Sin embargo, Varas subraya la preocupación de la ONG por que se están «siguiendo las posiciones del sistema francés se dilate la puesta en vigor de la prohibición de la pesca del atún rojo» hasta un Comité permanente de CITES, es decir hasta la primavera del año próximo, algo que «va en contra de los procedimientos habituales de la Convención» y, a nuevos informes científicos.

   «La información científica es clara, el comité científico del ICCAT ha mostrado que es clave y necesario tomar medidas urgentes, que la especie cumple con el Anexo 1 y que la implantación de esta prohibición debería ser inmediata, teniendo en cuenta las adaptaciones de los procedimientos aduaneros de los países implicados, lo que no debería dilatarse más de 6 u 8 meses», apostilló.

   Por su parte, la responsable de la campaña marina de Greenpeace, Celia Ojeda, exigió que el atún rojo sea protegido en la próxima reunión del ICAAT que se celebrará en Doha (Qatar) del 13 al 25 de marzo, incluyendo la especie en el Apéndice I del Convenio CITES. «Existe informes científicos de que la especie está al borde de la extinción y casi colapsada y de que no va a haber reproducción este año», aseguró.

- Advertisement -

ESPAÑA CEDE A PRESIONES

   A este respecto, denunció que se están cerrando las almadrabas porque no hay capturas suficientes y que el Gobierno está «cediendo a unas cuantas empresas pesqueras y de engorde de atún, así como a las presiones de Japón». «En vez de protegerla, siendo una especie emblemática para el mediterráneo y en vez de proteger a la almadraba, (el Gobierno) ha beneficiado a grandes empresas de engorde del ámbito mediterráneo», criticó Ojeda.

   Sobre la postura anunciada hoy por la Comisión Europea, la científica marina y responsable de la campaña de atún rojo de Oceana, María José Cornax, explicó que para su organización es «obligación» de la Comisión Europea apoyar la inclusión del atún rojo en CITES porque está «por debajo del 15 por ciento de su población original».

   «No existe más ciencia que avale esta propuesta. Esperemos que los Estados miembro acepten su responsabilidad como uno de los principales mercados de comercio y pesca de la UE, entre ellos España», insistió.

   Finalmente, indicó que las ONG están trabajando para lograr que el apoyo definitivo al atún rojo se de en Doha ya que tanto la FAO, como la IUCN, como el propio secretariado de CITES han asesorado de forma positiva la inclusión de esta especie en el Apéndice I. Igualmente criticó el argumento del aplazamiento porque «nada justifica un retraso tan grande».

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés