Chaves elude fijar la posición del Gobierno sobre la reserva para «no interferir» en las negociaciones

En rueda de prensa en el Ayuntamiento de Toledo junto al alcalde de la ciudad, Emiliano García-Page, Chaves respondió así al ser preguntado por cómo valora el Gobierno el que el Estatuto de Autonomía, en tramitación parlamentaria, fije una reserva hídrica para Castilla-La Mancha de 6.000 hectómetros cúbicos. «El Gobierno lo que no quiere es interferir en el proceso de negociación», señaló.

   De esta forma, indicó que el Ejecutivo central quiere ser «respetuoso» con las conversaciones entre PP y PSOE en las Cortes Generales sobre la redacción final del Estatuto de Autonomía de Castilla-La Mancha. «Son los Grupos Parlamentarios los que tienen que llegar a un acuerdo y cualquier interferencia puede dificultar que se llegue a un acuerdo», señaló.

   En este sentido, el vicepresidente tercero del Gobierno apeló al «esfuerzo y a la voluntad política» de los partidos políticos para sacar adelante el Estatuto de Autonomía de Castilla-La Mancha, encallado en el Congreso desde hace más de un año, al tiempo que recordó que, como presidente de Andalucía, también impulsó la aprobación de un estatuto de «segunda generación».

   «Entiendo que Castilla-La Mancha quiera defender sus intereses a través de un nuevo proyecto de Estatuto de Autonomía», dijo Chaves, recordando además que el texto contó con la unanimidad de los partidos en las Cortes regionales y con el respaldo del PP y del PSOE en el Congreso en la admisión a trámite parlamentario.

- Advertisement -

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés