Actualizar

domingo, enero 29, 2023

Proyecto Gran Simio pregunta sobre la muerte de tres tigres en el Parque de los Cocodrilos

La ley 31/2003 de conservación de la fauna silvestre en los parques  zoológicos es incumplida ampliamente por este Parque.

Además de los numerosos requisitos de la ley incumplidos por el Parque de los Cocodrilos en lo relativo a la Educación Ambiental, Bienestar Animal, Enriquecimiento Ambiental, Investigación y Conservación de la Fauna; se  ha incumplido todo lo relacionado en materia de seguridad ante la fuga de siete felinos,  dada la gravedad de los hechos ocurridos. No es la primera vez que en el parque se producen fugas. Ya en otras ocasiones se han producido fugas de chimpancés e incluso de cocodrilos que han sido encontrados en estanques cercanos al parque.

a Guía para la aplicación de la Ley 31/2003, elaborada por la
Fundación Biodiversidad y el propio Ministerio de Medio Ambiente,
enumera una serie de medidas que los parques deben implementar para
conseguir unos mínimos requisitos de seguridad:
Por ejemplo cita que ?la primera de ellas, y también la más
evidente,
es la existencia de una barrera física que delimite el perímetro del
parque zoológico e impida, dentro de lo razonable, el escape de
cualquiera de los ejemplares de su colección zoológica?

Esta Guía, recordamos que avalada por el Ministerio, es explícita al

afirmar que un ?parque zoológico debería contar con un plan de
emergencia frente al escape accidental de animales potencialmente
peligrosos. Dicho plan debería especificar los protocolos de actuación
en caso de escape (captura del animal, protección del público, cierre
del recinto, aviso a la policía, etc.) y la cadena de
responsabilidades.?

Es obvio que el Parque carece de dicho Plan, puesto que en ese caso

no se habría dado el final desenlace. Este Plan conforme, circular
enviada por la Consejería de Agricultura y Ganadería del Gobierno de
Canarias, debe estar documentado y debe ser entregado a las
autoridades competentes.

El propio responsable del parque, ha dicho públicamente, y también
ha
sido corroborado por la Guardia Civil, que carecían de número
suficiente de dardos anestésicos. Por lo tanto es una manera de
reconocer que no contaban con los medios materiales adecuados.

Además, el veterinario responsable fue avisado en el momento de
escaparse los animales y, obviamente, no puede llegar a tiempo para
ayudar en la resolución de la fuga. Entendemos que no sea factible un
veterinario 24 horas al día, 365 días al año, pero un recinto de estas
características, en el que se alojan numerosos animales de gran valor
ecológico y muchos animales peligrosos (chimpancés, tigres,
cocodrilos,…) debe contar con un veterinario fijo en plantilla con
asistencia diaria, y no simplemente con un servicio de asesoramiento y
consultoría sanitaria externa.

Infracciones cometidas:

Proyecto Gran Simio considera que se han producido las siguientes
infracciones recogidas en el artículo 13 de la Ley 3/2003

I
– Insuficiencia de medios personales y materiales exigidos en la ley:

caso claro es la ausencia reconocida de dardos suficientes para
abordar la situación.

– Carencia del personal especializado o los medios materiales exigidos

en la ley:  como por ejemplo la ausencia de personal capacitado y de
veterinario en plantilla

– Incumplimiento de las medidas de seguridad pública: inexistencia de

un sistema eficaz de control y evitación de fuga de animales y
protocolos documentados de actuación

– Maltrato, abandono o deterioro por negligencia de los animales del
parque zoológico: un claro ejemplo es que los felinos se escapan por
negligencia (así reconocida por personal del parque ante los medios de
comunicación) con el resultado fatal de su muerte.

Por todo ello SOLICITAMOS, el cierre cautelar del Parque de los
Cocodrilos, en inicio de una investigación exhaustiva tanto de los
hechos que motivaron la fuga como de las actuaciones posteriores. Así,
mismo creemos oportuno también verificar el cumplimiento de las normas
recogidas en la Ley 3/2003 y en la demás normativa vigente y, de
detectarse un incumplimiento determinar el cierre definitivo del Parque.

La medida de cierre cautelar, está de hecho contemplada en la Ley
3/2003 (artículo 12). Como medida de carácter provisional y con el fin
de garantizar la conservación de los animales, cuando un parque
zoológico no disponga de la autorización exigida, la autoridad
competente podrá, mientras no se resuelve el procedimiento
sancionador, ordenar el cierre del establecimiento al público mediante
un acuerdo motivado. Si se produce antes de que se inicie el
procedimiento sancionador, el cierre debe ser confirmado, modificado o
levantado dentro de los quince días siguientes, en el acuerdo de
iniciación del expediente.

?Cocodrilo Park se encuentra entre  los primeros de la lista de un
informe elaborado por el Proyecto Gran Simio sobre la situación de los
grandes simios  en los zoológicos de España y en el que ya
denunciábamos las condiciones precarias y extremas en las que viven
los chimpancés y el resto de los animales de este centro. Hoy han sido
tres tigres las víctimas de esta irresponsabilidad, pero mañana puede
ser un niño si no se pone remedio a esta situación caótica en la que
malviven numerosos animales.?, ha declarado el Director Ejecutivo del
Proyecto Gran Simio.

Pozas insiste en que numerosos zoológicos están incumpliendo la Ley

de Zoológicos y manteniendo a muchas especies en condiciones muy
extremas. También  nuevamente denuncia a los delfinarios y orcarios,
porque en ellos se practica el maltrato a los delfines y orcas y que
el ciudadano debe de valorar antes de entrar a ver este tipo de
espectáculos circenses, que sólo hacen mostrar a unos seres realizando
comportamientos que no son los de su especie y que el Propio
Ministerio de Medio Ambiente recomienda su cierre.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés