La mayoría de las CCAA incumplen la ley europea de la red Natura 2000

El 7 de diciembre de 2004, la Unión Europea aprobaba la declaración unos espacios denominados Lugares de Importancia Comunitaria (LIC) en la llamada región atlántica, una de las 4 ‘regiones biogeográficas’ en que se divide España atendiendo a sus características de clima, flora y fauna (Ver mapa de regiones).

El objetivo  de la UE era que, en 6 años de plazo, los espacios protegidos dentro de esta región contaran con planes de gestión integrales que garantizaran su conservación. Hoy se cumple la fecha límite fijada por la UE y de las 6 CCAA pertenecientes a la región, tan sólo Navarra ha aprobado algunos de sus planes, aunque País Vasco, Cantabria y Navarra están realizando importantes esfuerzos para impulsar su puesta en marcha.

En el resto de regiones biogeográficas, la situación no es mucho mejor. Canarias, dentro de la región macaronésica, fue la primera comunidad que debía haber aprobado los planes de gestión y declarado sus Zonas de Especial Conservación (ZEC) en diciembre de 2007. La demora y reticencia hicieron que, tras una investigación de la UE, se llevara el caso a los tribunales europeos.

En el caso de la región alpina, la zona de los Pirineos (Aragón, Navarra y Cataluña) también debían haber aprobado los planes de gestión antes de diciembre de 2010. De ellas, Navarra y Cataluña ha aprobado algunos planes de gestión y actualmente las tres comunidades se encuentran trabajando en estos documentos.

- Advertisement -

Por su parte, la región mediterránea, que abarca la mayor parte del territorio español, tiene de plazo hasta julio de 2012 para presentar sus planes de gestión.

En España hay 1434 Lugares de Interés Comunitario (LIC) y 562 Zonas de Especial Proteción para Aves (ZEPA). De ellas tan sólo 12 ZEPA y 8 LIC cuentan con planes de gestión, menos del 1%.

Luis Suárez, Responsable del Programa de Biodiversidad de WWF, afirma: “Es imprescindible que las CCAA asuman de forma inmediata su responsabilidad en la gestión de red Natura 2000. Y lo hagan correctamente, no desarrollando planes como el del río Cofio, en Madrid, que no asegura la conservación de las especies por las que fue designado”. Y concluye: “El Ministerio de Medio Ambiente debe promover y asegurar la correcta gestión de la red Natura 2000, aprobando de forma inmediata las Directrices de Conservación”.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés