Las ONG reclaman al Govern balear la ampliación del Parque Nacional de Cabrera

La existencia de coralígeno, Mäerl y bosques de algas laminarias de profundidad, junto a otros hábitats de especial interés, justifican la ampliación del Parque Nacional de Cabrera. Las organizaciones ecologistas presentes en el Patronato del Parque Marítimo-Terrestre piden que el próximo viernes 10 de junio, en reunión de este Patronato, se apruebe la propuesta.

La protección de estos ecosistemas significa la conservación y recuperación de un buen estado ambiental del medio marino balear, con probados beneficios, tanto ecológicos como socio-económicos, para estas islas.

De hecho, la ampliación contribuiría al control de las prospecciones de hidrocarburos que se proyectan en la zona, así como al control de la pesca de atún rojo y a la eliminación del impacto ocasionado por la pesca de arrastre sobre los fondos marinos.

Además, con esta ampliación el Estado podrá dar respuesta a sus compromisos adquiridos en la UE para desarrollar una red Natura 2000 de espacios protegidos y en Naciones Unidas para tener en 2012 una red de Áreas Marinas Protegidas que cubra al menos el 10% de los mares del mundo.

Las ONG subrayan que, dada la importancia de la industria turística en Baleares, la ampliación del Parque contribuiría positivamente al desarrollo social y económico de la zona, impulsando un turismo sostenible y un empleo verde, por el que el Govern Balear debe apostar.

El Parque cuenta, en la actualidad, con una superficie marina protegida de 8.703 hectáreas, que suponen un 7,5% de la superficie actualmente protegida en Baleares. Esta propuesta de ampliación extendería la protección no solo a sus aguas costeras, sino al mar abierto.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés