Un sensor de tsunamis capta una señal inusual en Panamá

Como parte de una iniciativa presidencial de los Estados Unidos de unos $37.5 millones para mejorar el monitoreo de terremotos luego del devastador tsunami del 2004 en el Océano Indico, un sensor sísmico fue instalado en la Isla de Barro Colorado en el 2006. Este es uno de los 150 sensores que forman la Red Geológica de Monitoreo Sísmico Global de los Estados Unidos.

La Isla de Barro Colorado es la cumbre de un cerro que quedó aislado por las aguas del reservorio cuando el Río Chagres represado para formar el lago Gatún, parte importante del Canal de Panamá. La estación de monitoreo sísmico en la isla de Barro Colorado es una colaboración entre el U.S. Geological Survey, el U.S. National Oceanic and Atmospheric Administration, la Universidad de Panamá y el Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales.

Los aparatos ultra sensitivos en la estación recogen una gran cantidad de movimiento telúrico desde terremotos hasta ruidos de origen sísmico en escala de nano-metros. Los instrumentos en esta estación incluyen sismómetros de banda ancha muy sensitivos usados para detectar terremotos distantes y acelerómetros de baja ganancia que miden movimientos en la tierra y soportar violentos terremotos locales incluso explosiones.

El sensor detecta señales de diferentes Fuentes que incluyen automóviles, barcos y maquinaria en operación a varios kilómetros de distancia. También puede detectar “el canto de la tierra” causado por olas oceánicas rompiendo contra las plataformas continentales alrededor del mundo.

Los científicos notaron que los sensores en la isla de Barro Colorado grabaron un patrón de olas intrigantes en frecuencias intermedias. Ellos sospecharon que este patrón podía se causado por olas permanentes en el Lago Gatún. Las olas permanentes, son comunes en cuerpos de agua cerrados como lagos y puertos donde olas que se mueven en direcciones opuestas interactúan. Instalando medidores de detección a nivel del agua a lo largo de la costa, los científicos han confirmado que los cambios en el nivel del agua del lago corresponden a la inusual señal sísmica.

Este no es el primer reporte de elevaciones anormales en el Lago Gatún. Reportes anteriores correlacionados la liberación de gas metano en los sedimentos debajo del Canal con las elevaciones anormales y las corrientes en el fondo del lago. La Autoridad del Canal de Panama proporcionó datos sobre la profundidad del Canal y del lago Gatún que los autores utilizaron para modelar el patrón de oleaje en el lago.

El tráfico de embarcaciones y la velocidad del viento están correlacionadas con el patrón inusual de oleaje, el cual es más común durante el día que en la noche, pero se necesita más información para confirmar qué está causando estas olas en realidad.

Este reporte, publicado en el Journal of Geophysical Research, proporciona un Nuevo método para cuantificar el impacto de los movimientos del agua como los recopilados por sismómetros terrestres. Una comprensión más exacta de las señales sísmicas resultantes de movimientos en el agua mejorará los cálculos aproximados de otros fenómenos como el impacto de los tsunamis.

http://www.dicyt.com/

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés