Posible pena de diez años de cárcel para los responsables del incendio de la sierra de Atamaría

Asimismo, el consejero comunicó que a lo largo de esta noche hubo dos pequeñas incidencias en la sierra de Atamaría, «saltando humo» en la zona próxima al cementerio y a Portmán «pero rápidamente se ha sofocado».

   Y es que, indicó, «al remover el terreno todavía pueden haber brasas en algún lugar», por ello, «tenemos que seguir muy atentos». No obstante, insistió el consejero, «el incendio está controlado y no hay ningún tipo de peligro, de momento».

   A lo que se une, informó Campos que la previsión meteorológica para el día de hoy «es muy favorable, no soplará viento». Así, indicó, «la tranquilidad y la coordinación son absolutas y el trabajo desarrollado por los efectivos, impecable».

   En estos momentos, el consejero mantiene una reunión en el Puesto Avanzado de Mando, con la intención de ir reduciendo efectivos, «aunque mantendremos el control exhaustivo y permanente en la zona hasta que demos por extinguido el incendio, dentro de unos días.

- Advertisement -

   «No nos vamos a precipitar, para hacer las cosas bien hay que hacerlas despacio y con calma», añadió el consejero, quien manifestó que la investigación «va bien».

   Esta mañana, indicó, recibiremos el informe de la Brigada de Delitos Medioambientales de la Dirección General de Medio Ambiente, que será remitido al Fiscal, así como al Juzgado de Guardia correspondiente para que inicie las diligencias judiciales correspondientes.

ALGÚN TIPO DE PERTURBACIÓN PSÍQUICA

   El consejero no cree que haya intereses particulares en el suelo como causa para provocar el incendio. En la misma línea se mostró el Fiscal Superior de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, Manuel López Bernal, quien considera que la idea de motivaciones urbanísticas es totalmente «desechable».

   En cuanto, explicó, «que la Ley de Suelo de la Región imposibilita la descalificación de unos terrenos cuando se hace en base a la pérdida de los valores que sirvieron para proteger la zona». En ningún caso, aclaró, «se podrán recalificar aquellos terrenos para que sean urbanizables porque el propio legislador murciano y el Código Penal se han preocupado de que así sea».

   Indudablemente, resaltó el consejero murciano, «hay una mano que puede relacionarse con algún tipo de perturbación o alteración de tipo psíquico que puede determinarle a llevar este tipo de conductas, como suele ser habitual en este tipo de actuaciones, pero todavía es prematuro para dar un perfil del posible responsable».

   No obstante, ha señalado que las brigadas de delitos medioambientales, junto con agentes del Seprona, trabajan para conocer más detalles sobre las huellas de vehículo que se encontraron en las inmediaciones de la zona afectada, donde se halló también el artefacto casero.

   De momento, «hay que trabajar con rigor, seriedad, prudencia, no adelantar los contenidos de la investigación e informar posteriormente a la ciudadanía», sentenció.

BARBARIDAD CONDENABLE

   El Fiscal Superior de la Comunidad Autónoma ha asegurado, posteriormente, que el autor o autores del incendio de Atamaría «se enfrentaría a unos buenos años de cárcel».

   «Se está trabajando muy seriamente en conseguir descubrir quienes han sido las personas que han hecho esta barbaridad», apostilló, tras lo que se mostró convencido de que se descubrirá a causantes, que se enfrentarán a una pena de prisión grave, y es que, recalcó, «no es ninguna broma».

   En este sentido, el consejero de Presidencia aclaró la doble tipicidad: el delito de incendio y el relacionado con un daño al medio ambiente. Por tanto, explicó, en el incendio tendríamos la agravación del peligro de propagación con daños a bienes personales y materiales y luego la afectación al patrimonio ecológico.

   Se trataría, indicó el consejero, «de una pena por delito grave, que podría exceder incluso los diez años».

   Así, Campos recordó que el incendio afecta a 420 hectáreas, de las que un total de 320 pertenecen a la Red Natura 2000, sin que se haya visto afectada ninguna zona especial de protección de aves (ZEPA).

   Un total de 66 efectivos, entre UMES, brigadas forestales y bomberos, con 24 vehículos terrestres y un helicóptero se encuentran esta mañana en Atamaría, donde continúan con la extinción del incendio forestal, según han informado fuentes del Centro de Coordinación de Emergencias.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés