Alpes, Andes y Alaska. Especies vinculadas a los glaciares en peligro de extinción si estos menguan un 50%

El rápido retroceso de los glaciares es uno de los signos más visibles del cambio climático, pero la desaparición del hielo no está afectando sólo al paisaje físico, sino también a las especies de que dependen del agua para vivir y que, según un estudio, publicado en ‘Nature’, podrían desaparecer cuando los glaciares hayan perdido la mitad de su volumen.

   El trabajo lo ha llevado a cabo un equipo internacional de investigadores que analizaron la diversidad de larvas e insectos que viven en el agua de un centenar de lugares ‘alimentados’ por los glaciares en los Andes ecuatorianos, los Alpes, y las montañas costeras de Alaska. Para llegar al resultado final del estudio, compararon el número de especies en relación al porcentaje de cobertura glacial en cada zona.

   Así, se ha concluido que existe la posibilidad de que algunas especies que limitan su existencia a este tipo de ambiente comiencen a desaparecer cuando la cubierta glaciar se reduzca un 50 por ciento. Concretamente, han apuntado que, entre las tres regiones estudiadas, se perderían completamente entre el 9 y el 14 por ciento de las especies, lo que representaría un 11 por ciento de la biodiversidad de Ecuador, el 16 por ciento de la de los Alpes y el 38 por ciento de la de Alaska.

   Ante esta situación, el equipo de investigadores ha alertado también de la situación general de los glaciares en la Tierra que, según los expertos, están todos en proceso de desaparición. Las estimaciones realizadas han determinado que los glaciares tropicales de América del Sur y México ya se han reducido en un 30 por ciento desde mediados de 1980. Además, ha señalado que la mayoría de los glaciares más pequeños del mundo desaparecerá en el año 2100.

   Ahora, los expertos llaman a continuar trabajando en aquellas zonas en las que los glaciares se puedan mantener «vivos». «En áreas donde los glaciares están por desaparecer por completo es poco lo que puede hacer ya, pero donde se mantienen es fundamental seguir trabajando para mantener los ríos que se alimentan de ellos y, por tanto, las especies que viven en ellos», han apuntado los científicos.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés