CSIC. España cada vez más ‘desértica’

España tiene «ciertas carencias» en materia de infraestructuras pese a que se dirige a una aridez cada vez mayor, según ha explicado un experto del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) a Europa Press.

   Así, el oceanógrafo e investigador del CSIC en el Instituto de Ciencias del Mar Rafael Simó ha señalado que la Península Ibérica está en una zona «fronteriza» climáticamente, entre lo árido del norte de África y la Europa verde.

   «Es una zona muy sensible a cambios climáticos y todo parece indicar que nos dirigimos hacia una aridez cada vez mayor, a una disminución de la pluviometría y a una estación seca más larga, es evidente que regiones como la Península Ibérica sean sensibles y noten esta sequía creciente», ha puntualizado.

   Por ello, ha afirmado que hay que estar preparados para un agua cada vez más escasa, por lo que se debe invertir en tecnología e investigación, pero sobre todo en mejorar los recursos hídricos en la agricultura, la industria y valorar si merece la pena o no invertir en actividades turísticas que malgasten el agua (parques temáticos o campos de golf) o la utilizan de forma «frívola».

   En este contexto, ha añadido que las tendencias apuntan a que las situaciones de sequía serán cada vez más frecuentes en el futuro, por lo que España debería afrontar diversos retos, sociales.

   Con motivo del Día Mundial del Agua que se celebra este jueves, Simó ha valorado que esa jornada «debería ser uno de los días conmemorativos más importantes del año» porque el agua es, cada vez más, un bien «escaso» y del que «algunos vaticinan que las guerras en el futuro podrían ser a causa de este recurso».

   Así, ha subrayado que la humanidad depende de la disponibilidad de agua dulce, por lo que el recurso presenta riesgos tecnológicos, sociales y geopolíticos. «Es bueno que se dedique al menos un día a reflexionar sobre la situación de escasez de agua que vive buena parte de la humanidad. A pesar de la actual situación de sequía, España es un país aún privilegiado respecto a otros países, por ejemplo como en el cuerno de África», ha valorado.

   Además, sobre las posibles soluciones, se ha referido a las desaladoras, de las que considera que son una «buena solución» pero que requiere inversión y acometer otros retos ambientales, como el vertido de las sales al mar o su elevado consumo energético.

   Asimismo, ha citado el reciclado de agua, una técnica que, a su juicio, comienza desde el ámbito doméstico y que el agua se puede reutilizar para limpiar o regar, por ejemplo.

   Por otro lado, se ha mostrado contrario a los trasvases y ha apostado por un mundo «más justo» en el que los recursos más imprescindibles como el agua o los alimentos «estén bien repartidos» porque, a su juicio, aunque parte de ello depende del clima, «existe un reto mundial de alimentar y abastecer de agua a toda la población, incluso a los lugares con sequías crónicas».

   Finalmente, ha advertido de que la sequía actual es «muy severa» y que la diferencia entre la humedad de suelo de este año frente al ejercicio anterior es «realmente espectacular». De este modo, ha añadido que el grado de humedad de suelo luego determina el estrés de las plantas y también el riesgo de incendios.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés