Bosques. Galicia castigará ‘duramente’ a los incendiarios

Un equipo de especialistas en materia de Derecho Penal de las universidades gallegas está «concretando» una propuesta que la Xunta de Galicia remitirá al Gobierno central con el propósito de modificar el Código Penal y endurecer los castigos a responsables de incendios forestales.

   Así lo ha destacado este miércoles el presidente del Ejecutivo autonómico, Alberto Núñez Feijóo, tras participar en el acto institucional del Día Forestal Mundial, en la Ciudad da Cultura, donde ha hecho un llamamiento a la «imperiosa colaboración del pueblo gallego», al que el Gobierno demanda «la implacable denuncia» de los incendiarios.

   «Estamos concretando, desde el punto de vista del Derecho Penal, de los penalistas más especialistas que tenemos en las universidades, una propuesta de agravamiento de las penas de los incendiarios», ha subrayado.

   Esta idea fue propuesta, en su día, por el anterior consejero de Medio Rural –el actual delegado del Gobierno, Samuel Juárez– y la mantiene su sucesora en el cargo, Rosa Quintana, quien también apuesta por endurecer las penas a los incendiarios y a los que practican el furtivismo en las rías gallegas.

LEY ORGÁNICA

   Pero Núñez Feijóo ha precisado este miércoles que un equipo de expertos trabaja en «una propuesta» concreta «de reforma del Código Penal», que la Xunta remitirá al Gobierno de España para que, «a través de una ley, la ley orgánica que aprueba el Código Penal, se pueda incidir en el agravamiento de las penas».

   «Hay conductas tipificadas en el Código Penal pero creemos que se deben agravar esas penas», ha señalado, antes de referirse a aquellos individuos que «de forma intencionada y reiterada» plantan fuego en los montes «para destruir patrimonio indiscriminadamente y para causar» un daño medioambiental «irreparable».

   En opinión del presidente gallego, «son conductas que se deben tipificar con agravantes, dado que no responden a ningún tipo de planteamiento ni a ningún tipo de causa ni efecto». «Simplemente es una conducta claramente delictiva», ha apostillado.

   En este sentido, Feijóo ha argumentado que, «de la misma forma que atentar contra el patrimonio personal» y «atentar contra la propiedad es una conducta delictiva», hacerlo «contra el patrimonio general y contra la propiedad de todos tiene que ser una conducta aún más agravante».

   Puesto que implica proceder en contra del «patrimonio de todos» y delinquir, ha dicho, «contra un diseño medioambiental y nada más ni nada menos que contra el futuro».

   «Una vez que arrasamos una zona, que se deforesta y que pierde la tierra suficiente para volver a regenerarse, lo que estamos es trasladando un bosque a un baldío y a un secano», ha advertido y, por ello, ha concluido que este hecho «no merece desde luego más» que la aplicación del Código Penal «en el sentido estricto y con la mayor agravación de las penas posibles».

MENSAJE A LA CIUDADANÍA

   «Necesitamos la imperiosa colaboración del pueblo gallego en la racionalización del uso del agua y en la implacable denuncia a los incendiarios», ha proclamado Feijóo tras participar con escolares en la plantación de robles en el complejo del Gaiás, en el acto institucional que conmemora el Día Forestal Mundial.

   Los incendiarios, ha insistido, «están yendo contra» el patrimonio de los gallegos y les «están hurtando» el futuro «en esta tierra verde, en esta tierra llena de árboles». «Y por eso reiteramos la necesidad de que los ciudadanos se comprometan porque es su patrimonio; no son patrimonio de los gobiernos los montes y bosques gallegos, son patrimonio de los gallegos», ha aseverado.

   En este contexto, el Gobierno autonómico «quiere trabajar y pide a los ciudadanos ayuda para detener a los incendiarios, a aquellos que quieren destrozar el patrimonio y el futuro» y que pretenden «que los jóvenes gallegos no disfruten de una tierra verde como disfrutaron» sus antepasados y la generación actual.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés