Quieren que el lobo sea declarada especie cinegética en toda la Comunidad de Castilla y León

El consejero de Fomento y Medio Ambiente de Castilla y León, Antonio Silván, ha advertido hoy de que la Junta y el Gobierno central pretenden continuar con la tramitación ante la Unión Europea para que el lobo sea declarada especie cinegética en toda la Comunidad, incluida la zona situada al sur del Duero, donde ahora goza de un estatus de protección, con el fin de «compatibilizar» tanto su gestión en el territorio autonómico como la pervivencia de las explotaciones ganaderas.

   Pese a que las poblaciones del lobo al sur del Duero están catalogadas en el listado de la directiva europea como «especie prioritaria», lo que ha llevado a Bruselas a mostrar su inicial rechazo a modificar su estatus jurídico, Silván ha precisado que aún no hay una decisión definitiva al respecto por parte de la UE, de ahí que, tal y como ha añadido, «aún queda margen de maniobra para lograr una resolución que satisfaga los intereses de Castilla y León».

   El titular de Fomento y Medio Ambiente, en declaraciones recogidas por Europa Press, ha recordado que la petición de unificar el estatus de lobo a ambos lados del Duero la trasladó recientemente a la Comisión Europea el titular de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, y ha justificado que la misma responde «a una necesidad jurídica pero también real y territorial en Castilla y León», lo que–ha apostillado–«no supone atacar a una especie protegida sino garantizar su compatibilidad con las explotaciones ganaderas».

   Y es que, en opinión de Silván, no parece lógico que en un mismo territorio el lobo goce de un doble estatus jurídico en función de si se encuentra al norte del Duero, donde es especie cinegética, o al sur, donde goza de protección. «Lo que pretendemos es que haya un único tratamiento para gestionar mejor la convivencia de la especie con la realidad ganadera y económica de Castilla y León», ha insistido.

- Advertisement -

   Para ello, el consejero recuerda que los pasos a seguir pasan por la modificación del Plan de Gestión y Conservación del Lobo, «que ha dado sus frutos y ha permitido que una especie antes en vías extinción iniciara la senda de la conservación», y por un cambio en su estatus jurídico, cuya aprobación depende de la UE, órgano competente y que «tiene la última palabra» en esta materia.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés