Galicia. Barreras vegetales en zonas quemadas de las Fragas para evitar arrastres al río Eume

La Consellería de Medio Ambiente, a través de la Dirección Xeral de Conservación da Natureza, desarrollará un operativo con «medidas urgentes» para «minimizar» los arrastres y escorrentías que se podrían registrar de las zonas afectadas por el fuego de las Fragas do Eume hacia el río, entre las que destacan la disposición desde el viernes de barreras de geotextiles de fibra vegetal biodegradable en las laderas.

   Ricardo García-Borregón, ha explicado en las Fragas que no se puede calificar de severo el daño sufrió por la vegetación y el suelo del parque natural y que el nivel de afectación del arbolado más representativo de este ecosistema (fragas de especies caducifolias) puede considerarse bajo a moderado.

   En cambio, el mayor impacto del fuego se ha concentrado en las masas de eucalipto que ocupan la parte superior de las laderas del parque, con daños severos al suelo y la vegetación en lugares como Regato do Cal do Viñas, Rego da Vaca y Rego da Laxa. También las cuencas de los Regos de Sillabreu, Mourente, Mazoca y Teixido fueron recorridas por el fuego en una parte de su superficie y solo una pequeña fracción de la del río Anoriña fue afectada por el incendio.

   Según los datos aportados por García-Borregón, los análisis realizados revelan que en los trayectos evaluados solo presentan una severidad alta el 7% de los puntos analizados y el 20% moderada, frente al 50% baja y el 23% moderadamente baja.

- Advertisement -

   Las primeras medidas se adoptarán en las zonas más afectadas, especialmente, en las cuencas de Mazoca, Teixido y Laxe. Se tratará de estabilizar el suelo en las áreas más dañadas y se propone el repaso y mejora de la red de drenaje de agua de escorrentía y lluvia. Como ejemplo, en la cabecera de la cuenca de Rego da Laxe existe una masa de eucalipto afectada por los fuegos, por lo que en esta zona se hace necesario asegurar el sistema de drenaje.

   Otra de las medidas que se adoptará será la colocación a partir de este viernes de pequeñas barreras de geotextiles de fibra vegetal biodegradable en la cuenca del Rego da Laxe. También se dispondrán barreras en el fondo de las laderas próximas al cauce del río. De este modo, se tratará de dificultar la llegada de sedimentos al Eume. Las actuaciones se desarrollarán con el mínimo uso de maquinaria, para evitar mayores erosiones.

INCENDIO INICIANDO VEGETACIÓN

   El incendio se produjo al inicio de la primavera, por lo que parte de la vegetación aún estaba iniciando su actividad vegetativa o en reposo, por lo que el daño ha sido de bajo a moderado. Por este motivo, se espera que la brotación se produzca normalmente en las próximas semanas y alcance su desarrollo completo en el verano.

   A medio plazo, la Consellería de Medio Ambiente desarrollará otras medidas ya que la limitación de la la erosión futura de la zona depende de la protección del suelo por cubrirse de hojarasca y un dosel de arbolado. Asimismo, se ejercerá una vigilancia continuada sobre la posible mortalidad de especies autóctonas y la presencia de insectos.

   El representante de la Consellería de Medio Ambiente ha destacado que en las últimas tres jornadas, los análisis realizados por Augas de Galicia revelan que no hay presencia de escorrentías y filtraciones desde las zonas quemadas del monte hacia el río Eume.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés