La ‘buena salud’ del Ebro

El presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), Xavier de Pedro, ha indicado que el 75 por ciento de las masas de agua de la cuenca están en «buenas condiciones» y con la aplicación del Plan Hidrológico de la Demarcación del Ebro «aspiramos a que se llegue al 85 por ciento».

   En declaraciones a los medios de comunicación, antes de recibir a los participantes en el diálogo ‘Planes de Seguridad del Agua’, organizada por la Oficina de las Naciones Unidas para la Década del Agua en la sede de la CHE, De Pedro ha precisado que el plan de demarcación considera la calidad de las aguas como «buena», si bien «no todas están en condiciones óptimas».

   A su entender, la coordinación «es el reto principal» y el Plan Hidrológico de la Demarcación del Ebro «es un instrumento de coordinación de todas las administraciones –estatal, autonómica y local– para que empleen los medios necesarios para que el agua tenga la mejora calidad posible».

   Para eso, ha agregado, es necesario «emplear los controles correspondientes, hacer las obras de abastecimiento necesarias, también la depuración, en la que las Comunidades autónomas han desempeñado un papel importante y se ha avanzado mucho, aunque todavía queda camino por recorrer».

- Advertisement -

   Sobre en el diálogo ‘Planes de Seguridad del Agua’, se ha mostrado «orgulloso» de que se desarrolle este seminario internacional en la sede de la CHE, «que demuestra que el agua es un bien escaso, necesario y que hay que proteger», igual que es preciso «proteger la salud de los ciudadanos porque la calidad de las aguas es fundamental».

   De Pedro ha apuntado que en este encuentro científico la CHE va a explicar a los expertos asistentes al seminario el sistema de calidad del agua que hay en la Cuenca del Ebro y en España.

MEJORAR LAS RELACIONES INSTITUCIONALES

   El coordinador de la División de Agua, Saneamiento e Higiene de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Robert Bos, ha manifestado a los medios de comunicación que actualmente «la necesidad más grande es mejorar las relaciones institucionales».

   Según ha sostenido, «no es una sola institución la responsable, sino que es una interacción entre diferentes instituciones en salud, medio ambiente y agua, que tienen que colaborar para que durante toda la cadena», desde que comienza el recurso hasta el final del proceso «los puntos de riesgo se manejen de forma que» lo que «sale del tubo» sea «agua potable o agua de buena calidad» y «eso es un cambio muy importante en cuestión de gobernar el sistema de agua potable».

   Además, en la actual situación económica, «la propuesta que tenemos de la OMS» de ‘Planes de Seguridad del Agua’ «implica que se pueden hacer economías en todo el sistema de calidad del agua» y que la colaboración entre los diferentes sectores puede contribuir a lograr ahorros.

   El coordinador de la División de Agua, Saneamiento e Higiene de la OMS ha comentado que «en vez de tener un sistema en el que muchas veces los riesgos no se atacaron en el momento en que se podían prevenir» y se actuaba después, cuando «ya había contaminación y gente que se enfermaba», destinando «mucho gasto a remediar los problemas», ahora «el énfasis se pone en prevenir».

   En este sentido, ha señalado que en que muchos países «la prevención sale mucho más barata que esperar y remediar después, también porque se evita el impacto sobre los recursos del sector de la salud en caso de que haya gente que enferme».

   Esta reunión de expertos tiene como objetivo dar a conocer el manual para el desarrollo de planes de seguridad del agua que ha editado la Organización Mundial de la Salud. En ella han participado, entre otros, la directora de la Oficina ONU-Agua en Zaragoza, Josefina Maestu, además de Robert Bos.

   La CHE, por su parte, colabora con las actividades que las Naciones Unidas organizan a través de la Oficina de la Década del Agua.

SEMANA DE REUNIONES

   Esta sesión de la CHE ha inaugurado la semana de reuniones y conferencias, convocada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y organizada por la Oficina de la ONU para la Década del Agua de Zaragoza, con las redes internacionales de reguladores y de pequeños operadores de agua, que va a tener lugar en el Paraninfo de la Universidad de Zaragoza para debatir sobre el tema agua y salud.

   Así, este lunes y martes se celebra también la reunión del grupo de trabajo que está desarrollando el protocolo de la OMS sobre Evaluación de Riesgos de la Calidad de las Aguas, donde se evalúa la primera fase del proyecto y se inicia la segunda del protocolo que consiste en el desarrollo de una plataforma para las herramientas.

   Entre el 5 y 7 de junio va a tener lugar la sexta reunión de la red de reguladores y de pequeños operadores de agua (SCWSM Network), que apoya a sus miembros en colaboración con los distintos grupos de interés de la sociedad para alcanzar un acceso universal y sostenible a un agua potable segura.

   Finalmente, los días 7 y 8 de junio se producirá la reunión del grupo internacional de trabajo de los reguladores de agua (RegNet), en la que la Oficina de la ONU para la Década del Agua de Zaragoza presentará y debatirá una estrategia de promoción y comunicación.

   Desde la Oficina han señalado que el objetivo de RegNet es mejorar para 2015 la sensibilización de los países miembros de OMS sobre la importancia de asegurar que la prevención de enfermedades transmitidas por el agua y la protección y promoción de la salud pública, al estar relacionadas con agua potable, estén reflejadas en sus marcos regulatorios.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés