Catorce lobos procedentes de Francia avistados en Cataluña

Un total de 14 lobos diferentes han sido detectados en Cataluña durante la última década, tras cruzar los Pirineos, procedentes de las poblaciones italianas y francesas que han hecho incursiones puntuales desde los núcleos de los Apeninos y los Alpes.

   En una entrevista con Europa Press, el director de Servicios de Biodiversidad y Protección de los Animales de la Generalitat, Jordi Ruiz, ha precisado que durante este año se ha detectado la presencia de dos lobos, uno de ellos con un fenotipo que no había sido visto anteriormente, mientras que en 2011 tan solo fue uno y, en realidad, el año que más se descubrieron fueron tan solo cinco.

   De los 14 ejemplares detectados, solo uno de ellos era hembra, cuya última detección data del año 2001 y desde entonces «no se ha vuelto a encontrar».

   A pesar del constante trasiego de estos animales, que utilizan las cordilleras y los macizos montañosos como «autopistas» para sus desplazamientos, los expertos de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Natural constatan que no existe ninguna población establecida y que tampoco se han reproducido en Cataluña, un siglo después de su extinción en esta región.

- Advertisement -

   La expansión del lobo está capitaneada por los machos, y los transmisores instalados en algunos de ellos han revelado que son capaces de desplazarse hasta 600 kilómetros en una sola temporada, por lo que es normal que en las incursiones realizadas desde los Pirineos hayan llegado en ocasiones hasta el Vallès, en la provincia de Barcelona.

   Por todo ello, a día de hoy es «imposible» que el lobo vuelva a criar en Cataluña, aunque el técnico no ha descartado que ello suceda en un futuro, ya que podría producirse un contacto con ejemplares de las poblaciones al norte del río Duero o del Sistema Ibérico.

VARIABILIDAD GENÉTICA

   El director del Servicio de Biodiversidad ha señalado que, en todo caso, la principal amenaza a la que tendría que hacer frente el lobo para establecerse en Cataluña sería la existencia de una variabilidad genética «pequeñísima».

   De hecho, si una hembra criara en Cataluña, tendría una «alta probabilidad de reproducirse con un pariente cercano», ha indicado Ruiz, ya que ambos procederían presumiblemente del extremos más al sur de Francia, lo que en un proceso de colonización lento sería doblemente peligroso para la viabilidad de la especie.

   Por ello, «sería deseable, desde un punto de vista genético», que se produjera la conexión entre las poblaciones ibéricas y francesas, si bien ese proceso puede demorarse años o, simplemente, no producirse nunca.

   Ruiz ha recordado que la Generalitat no estimula la repoblación con lobos, sino que tan solo vigila la evolución de esta especie para ser capaces de gestionar las molestias que pueda producir a los ganaderos y evitar conflictos.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés