Por una política sostenible, coordinada y moderna para luchar contra los incendios forestales

EL 60% DE LOS GIF DE 2012 ha afectado a espacios naturales protegidos. Total de siniestros registrados: 11.652 incendios (1.612 incendios más que el año pasado por estas fechas). Superficie forestal afectada: 149.299 ha (3,4 veces más superficie afectada que el año pasado por estas fechas). Porcentaje de la superficie afectada en relación a la superficie forestal nacional: 0,540%. Nº grandes incendios: 29 (en 2011, en estas fechas, se habían producido 6 GIF)

 

WWF España se ha dirigido hoy por carta al Ministro Arias Cañete para solicitarle que lidere, de forma urgente y decidida, una estrategia que vertebre la política forestal en España. La organización considera que los Grandes Incendios Forestales (GIF) producidos este año en nuestro país son la herencia de un legado de décadas de abandono, descoordinación y falta de visión en las políticas forestales.

 

- Advertisement -

La magnitud de los GIF que estamos sufriendo este año está directamente relacionada con la forma en que se han gestionado los montes en los últimos 30 años”, afirma Juan Carlos del Olmo, Secretario General de WWF España. Y continúa: “Esto es a su vez un reflejo de la escasa importancia que los montes han jugado en la economía local y en la del conjunto del Estado durante este periodo”.

 

La deficiente gestión en nuestros bosques es un punto negro que año tras año alimenta los incendios forestales. A pesar de que España es el tercer país de la UE en superficie forestal arbolada, sólo el 13% de nuestros montes cuenta con planes de gestión. La misma situación se repite en los espacios protegidos, que están sufriendo especialmente este año los efectos devastadores de las llamas. En el 60% de los siniestros el fuego ha afectado a importantes espacios protegidos, que carecen en su mayoría de planes de gestión aprobadas.

 

Del Olmo insiste: “Es necesario revertir esta situación, desarrollando herramientas de gestión y fomentando los productos forestales en los mercados (madera, corcho, resina, biomasa…)”. Y concluye: “Es vital que entremos en una nueva fase donde se armonice la conservación de los valores ecológicos de nuestros montes, con el beneficio social y la rentabilidad económica. El sector forestal es esencial en un nuevo modelo económico sostenible y ecológico”.

 

Por el momento el fuego ha arrasado en 2012 casi 150.000 hectáreas[1][1], convirtiéndose en el peor año de la década. Además, en lo que llevamos de año, se han producido en nuestro país 29 GIF cuando, en 2011, por estas fechas, se habían producido tan sólo 6. Asimismo, WWF lamenta profundamente que los incendios hayan causado ocho víctimas mortales hasta el momento.

 

WWF agradece el esfuerzo y trabajo realizado, de forma eficaz, por todos los equipos de vigilancia y extinción, así como de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado. A pesar de las condiciones meteorológicas extremas de este año y del contexto económico actual, los medios de extinción han controlado, en el 99,8% de los casos, las llamas antes de que la superficie afectada excediese las 500 hectáreas, esto es, antes de que se convirtiese en un GIF.

 

La organización insta a la población extremar las precauciones, evitando el uso del fuego en el medio rural mientras las condiciones meteorológicas sigan siendo desfavorables. Además WWF pide a la sociedad que denuncie a los responsables cuando los incendios respondan a causas intencionadas, sobre los que debe caer el peso de la ley y las sanciones establecidas en el código penal.

 

WWF y los incendios forestales:

 

WWF lleva trabajando desde hace más de una década en esta materia y ha realizado desde 2004 diferentes estudios en profundidad sobre los incendios forestales, denominados “Incendiómetro de WWF”. En ellos, se analizan las causas, la vulnerabilidad de las diferentes CCAA, las posibles soluciones y recomendaciones a todos los implicados, etc. www.wwf.es/incendios2012

 

WWF España recuerda  que el 96% de los incendios tienen como origen el ser humano y que una de las principales medidas para prevenir las nefastas consecuencias de estos siniestros, es evitar el uso del fuego en la época de máximo riesgo.

 

Estas son las principales claves para reducir  el elevado número de incendios que se producen cada año y que merma nuestro patrimonio natural a un ritmo de 120.000 hectáreas anuales (una superficie equivalente a la isla de Gran Canaria), poniendo en riesgo la vida de muchas personas.

 

La organización considera que para minimizar el efecto de los Grandes Incendios Forestales (GIF) en España es necesario actuar en varios frentes: prevención de incendios, gestión de las masas forestales, restauración preventiva de zonas degradadas y puesta en valor en la economía española de los productos y servicios que ofrece el monte.

 

Incendios Forestales WWF 2012

Mapa del Fuego

www.wwf.es/incendios2012

 ECOticias.com

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés