Sevilla exposición itinerante sobre praderas de Posidonia Oceánica en el Mediterráneo

Más de 4.500 personas han visitado la exposición itinerante ‘Posidonia 100% Mediterránea’, dentro del programa Life ‘Conservación de las praderas de Posidonia oceánica en el Mediterráneo andaluz’, una muestra que desde el mes de abril ha recorrido once localidades de la costa oriental andaluza.

   La iniciativa, desarrollada por la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente y la asociación Conservación, Información y Estudio sobre Cetáceos (Circe), tiene como principal objetivo sensibilizar e implicar a la población en general y a los usuarios del mar en particular en la conservación de las praderas, según ha informado la Consejería en un comunicado.

   La exposición se inició el pasado 11 de abril y hasta la fecha ha visitado once localidades repartidas por las provincias de Almería, Málaga y Granada; Almería capital, Garrucha, Rodalquilar, San José, Adra, El Ejido, Almuñécar, Motril, La Rijana, Nerja, Maro y Estepona. La gira terminará en septiembre en Algeciras, último rincón del Mediterráneo.

   Las praderas de Posidonia oceánica son consideradas hábitats de interés prioritario por la Unión Europea, incluidas en el Anexo I de la Directiva Hábitat. La importancia de estos ecosistemas marinos radica en la gran diversidad de especies que albergan, su contribución a la conservación de los ecosistemas costeros, fijando los fondos y los protegen de la erosión, el atractivo que suponen para el desarrollo de un sector turístico sostenible, o el papel que juegan en la estabilización la línea de costa.

- Advertisement -

   En los últimos años se ha detectado una regresión de estas praderas en los fondos marinos andaluces como resultado del uso público incontrolado, la colonización por parte de especies exóticas y la abrasión por la pesca ilegal de arrastre, entre otros factores.

PROYECTO LIFE

   El proyecto Life cuenta con una financiación global de 3.562.125 euros y su ámbito de actuación se encuentra en seis Lugares de Interés Comunitario (LIC) localizados en las provincias de Almería, Granada y Málaga. Desde la Junta apuntan que el objetivo del proyecto permitirá mejorar el conocimiento y la conservación de la biodiversidad marina andaluza mediante el diagnóstico de la situación y la elaboración de un plan de gestión para estos hábitats que promueva la lucha contra sus amenazas y su puesta en valor.

   Para lograr estos objetivos, la Consejería aporta al proyecto algo más del 23,5 por ciento del total, mientras que casi el 70 por ciento de las inversiones corresponden a financiación comunitaria. El resto de socios son el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), Conservación, Información y Estudio sobre Cetáceos (Circe), Federación Andaluza de Cofradía de Pescadores, Federación Andaluza de Asociaciones Pesqueras, Agencia de Medio Ambiente y Agua, Agencia de gestión Agraria y Pesquera y la empresa Cepsa.

   Algunos de los principales resultados previstos son una disminución del 80 por ciento de las amenazas por el fondeo de embarcaciones, evitar en un cien por cien las agresiones por pesca de arrastre incontrolada sobre dos de las praderas andaluzas de mayor interés (Monumento Natural de los Bajos de Roquetas y Acantilados de Maro-Cerro Gordo) y favorecer una participación mínima de cien voluntarios al año en la gestión de estos ecosistemas.

   Asimismo, se espera aumentar la detección de actuaciones que incumplen la normativa ambiental que protege estos hábitats; y, en general, incrementar la detección temprana de su degradación a fin de poder evitarla.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés