La Comarca del Matarraña (Teruel) prepara un plan piloto para prevenir incendios

La Comarca de

l Matarraña ha puesto en marcha la experiencia piloto denominada ‘Banco de tierras’, financiada a través del Proyecto Europeo Interreg ‘Modeland’, con la que se pretende recuperar fincas agrícolas abandonadas que funcionarán como áreas cortafuegos naturales.

   Las parcelas en las que se actuará se han determinado en función de un estudio realizado por la Universidad de Zaragoza, a través del convenio ‘Cátedra’ que mantiene con la Comarca del Matarraña, sobre la cartografía de cultivos abandonados y las parcelas prioritarias que se han de recuperar en función de sus características paisajísticas y de riesgo de incendios, ha informado la comarca en un comunicado.

   La recuperación y puesta en producción de estas fincas abandonadas será posible gracias a la iniciativa y colaboración de pastores del Matarraña, «quienes se han comprometido a mantener las parcelas en producción para el aprovechamiento del ganado».

- Advertisement -

   Con este proyecto piloto, que se va a llevar a cabo durante los próximos seis meses, se pretenden recuperar entre 12 y 15 hectáreas ubicadas en los términos municipales de Valderrobres, Mazaleón y Peñarroya de Tastavins, entre otras localidades.

   El éxito de esta primera experiencia piloto permitirá en el futuro incrementar la superficie agrícola recuperada «contribuyendo tanto a la prevención de incendios forestales, como a la recuperación de paisaje agrícola», han señalado las mismas fuentes.

   Han agregado que tanto los propietarios de fincas abandonadas, como los interesados en cultivarlas, pueden ponerse en contacto con la Administracion comarcal «para valorar la viabilidad de sus propuestas».

ECOticias.com – ep

   Desde la comarca han precisado que la recuperación de las parcelas agrícolas para el posterior arrendamiento a los pastores será realizada por personal y maquinaria propia de la institución comarcal.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés