Miserables condiciones de un zoo en Mallorca

Las ONGs InfoZoos y Animanaturalis han alertado este lunes de que el Safari Zoo situado en Sa Coma (Mallorca) sigue destacando de forma negativa por las condiciones «tan deficientes» en las que se encuentran los animales allí exhibidos, así como por «la falta de seguridad y posibilidad de contacto entre el público y los animales».

   Por estos motivos, InfoZoos ha solicitado al Govern que informe a la entidad sobre si este centro ha sido autorizado y, en tal caso, que detalle en qué se han basado para conceder dicha licencia, puesto considera que «no cumple con los mínimos exigidos en la ley».

   «Es especialmente alarmante el estado físico de las leonas utilizadas para un espectáculo», han alertado, al tiempo que han precisado que estos animales se encuentran sin pelo y con una «obvia infección cutánea, y supuestamente contagiosa al haber varios animales infectados».

 

- Advertisement -

   «Aún así son forzadas a actuar en un pseudo-espectáculo, junto a otros animales –un tigre y dos guepardos– aparentemente sanos y en un recinto donde se permite el acceso al público para entrar en contacto con los animales», ha criticado al respecto.

   Estas actuaciones, se realizan tres veces al día y durante el mismo es frecuente observar al adiestrador empujando o tirando de la cola de los animales que se muestran apáticos y tumbados, han explicado desde estas entidades, que también han puesto el acento en el recinto donde se llevan a cabo que, según dicen, «no parece cumplir las medidas de seguridad necesarias ya que se ha observado a las leonas forzando el vallado con sus bocas llegando a desplazar la verja varios centímetros».

   «Es igualmente preocupante la grave falta de enriquecimiento ambiental en las instalaciones de muchas de las especies albergadas en este centro, por ejemplo para los cocodrilos, grandes felinos o los cerdos vietnamitas», han explicado.

   En general, según opinan ambas ONGs, las medidas de seguridad del zoo y el safari «son insuficientes y se permite (e incluso fomenta) el contacto directo de los visitantes con los animales, como por ejemplo las cabras en la zona de «granja» y cachorros de grandes felinos».

   Por último, han apuntado que existe una zona de exhibición donde muestra a un cachorro de león usado para hacerse fotografías con los visitantes y, en este sentido, recuerdan que la Guía para la Aplicación de la Ley de Zoos, del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, establece que «los parques zoológicos no deberían realizar espectáculos tipo circenses con sus animales ni fomentar el uso de sus animales para fotografías con el público».

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés