La biodiversidad ‘no está en venta’

Coincidiendo con el trámite por el Senado de la Ley de Evaluación Ambiental y con la inauguración del Foro empresarial Mundial sobre el Capital Natural, organizaciones ambientalistas de todo el mundo se movilizan contra las compensaciones por biodiversidad. Ecologistas en Acción impulsa en España el manifiesto contra los bancos de conservación por mercantilizar especies y hábitats naturales y protegidos en favor de los promotores de actividades impactantes.

El Gobierno español promueve la modificación de la Ley de Evaluación Ambiental que introduce en los “bancos de conservación”. Se trata de un mercado especulativo de “activos medioambientales” para compensar la destrucción de la naturaleza provocada por determinados proyectos o actividades. La ley se encuentra en trámite parlamentario y esta semana pasa por el Senado, donde se verán las enmiendas introducidas por los respectivos grupos políticos. La mayoría de los grupos ecologistas se muestran contrarios a estos bancos, pero ni el Gobierno ni el Partido Popular parecen dispuestos a reconsiderar ni a matizar la propuesta.

También esta semana se inaugura en Edimburgo la Cumbre del “Foro Mundial sobre el Capital Natural”, encuentro de las grandes empresas con intereses en los nuevos mercados de la naturaleza.

Por ello, tanto a nivel internacional como en España se ha dado pie a una campaña para intentar frenar estas iniciativas de mercantilización de la biodiversidad. Distintas organizaciones internacionales impulsan un manifiesto contra las compensaciones por pérdida de biodiversidad. Decenas de grupos de todo el mundo se han sumado ya como firmantes.

- Advertisement -

En el manifiesto se denuncia los bancos de conservación o de hábitats como ejemplos significativos de la valorización económica de la biodiversidad. Están hechos a medida de los grandes promotores de proyectos y actividades impactantes y de los titulares de grandes superficies de terreno natural. A partir de su constitución, las especies, los hábitats y los ecosistemas cotizarán en los mercados financieros con todo lo que ello implica. Además, no son un mecanismo efectivo para detener las pérdida de biodiversidad y sí para el lavado verde de la imagen de las empresas y gobiernos.

Se dice que el objetivo es hacer que el sector privado se interese en la conservación de la naturaleza, a través de la creación de mercados de títulos comerciables, muy similar a los créditos de carbono. Pero en realidad lo que le interesará serán los beneficios económicos que puedan obtener.

Texto y firmantes del manifiesto en: http://no-biodiversity-offsets.make…

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés