La Cordillera Cantábrica alberga 33 osas con crías

La Cordillera Cantábrica alberga 33 osas con crías, la mitad de las cuales se encuentran en territorio castellanoleonés, según ha asegurado este lunes el consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, Antonio Silván, para quien el dato supone un incremento importante en los últimos años, sobre todo en la población oriental que se ha «duplicado».

   Así lo ha explicado Silván durante la Comisión de Fomento y Medio Ambiente de las Cortes de Castilla y León, donde ha comparecido este lunes para tratar varios asuntos sobre movilidad y las supuestas muertes de tres ejemplares de oso pardo en los años 2011 y 2012. En este sentido, los representantes socialistas han lamentado que haya tardado «año y medio» en producirse esta comparecencia, mientras que el consejero ha defendido el elevado número de intervenciones que ha tenido en la comisión, el 75 por ciento de ellas para asuntos medioambientales.

   La intervención de Antonio Silván ha comenzado con un amplio balance de la situación del oso en la Cordillera Cantábrica y en Castilla y León. Así, ha citado el último censo disponible de la especie, que sitúa en 33 el número de hembras con 62 crías, con una tasa de crecimiento anual estimada de 6,3 por ciento y una población total de en torno a 200 animales.

   Como dato «relevante» en Castilla y León, ha asegurado que 15 de las 33 osas desarrollan su vida en territorio castellanoleonés y que, en concreto, diez de ellas en la zona occidental y cinco en la oriental, donde la población osera se habría duplicado en la última década, «rompiendo el estancamiento de dos o tres osas con crías anuales».

- Advertisement -

   Además, ha subrayado que el ámbito por el que se mueven las poblaciones puede «afianzar» el paso de ejemplares entre las dos subpoblaciones y que el oso ha ocupado antiguas zonas de cría como en la zona norte de la montaña de Riaño. Con todo ello, ha afirmado que en los últimos 20 años se ha pasado de hablar de «la extinción» del oso pardo a constatarse la «recuperación» de la especie, todo ello ayudado por las acciones de protección y conservación y por la sensibilización de los ciudadanos.

   Por su parte, la procuradora socialista María Sirina Martín ha puesto en duda algunos de los datos aportados por Antonio Silván y ha aseverado que la Junta de Castilla y León «se aprovecha» de la buena gestión de la especie del oso pardo que se lleva a cabo en el Principado de Asturias, pues ha defendido que la mayoría de las nuevas osas que se han asentado en territorio castellanoleonés provienen de zonas asturianas.

   Tras ironizar con que «no se puede preguntar a los osos si se sienten más a gusto en Asturias o en Castilla y León» y matizar que «afortunadamente» estos animales se mueven, por lo que resulta en ocasiones difícil ubicarlos en un territorio, Antonio Silván ha reprochado que al PSOE «le moleste» la buena evolución de la especie.

‘LA GÜELA’ Y JIMENA

   En cuanto a los sucesos que se produjeron en los años 2011 y 2012, el consejero de Fomento y Medio Ambiente ha citado tres casos. El primero fue el de ‘La Güela’ una hembra de oso pardo de edad avanzada que se localizó en julio de 2011 con «un cuadro de inanición» en la zona del parque natural de Fuentes Carrionas- Fuente del Cobre y que fue trasladada al parque de Cabárceno (Cantabria), donde falleció en 2012 tras un intento infructuoso de reintegración en su hábitat. Silván ha considerado que se trató de una muerte natural de un ejemplar «de avanzada edad».

   En cuanto a la muerte de ‘Jimena’, la cría de oso hallada en solitario en una carretera entre Palacios del Sil y Villablino (León) en abril de 2012, ha lamentado que pese a que «se hizo todo lo posible» y pese a los «esfuerzos» de los profesionales de conservación natural, el animal falleció por un cuadro de «estrés» cuando se la trasladaba en camión para su reintegración al hábitat natural.

   Finalmente, ha citado el caso del oso herido por un disparo durante una batida de jabalí en Polentinos (Palencia), y ha detallado que por el momento no se tiene constancia de que el ejemplar falleciera pese a que se llevó a cabo un dispositivo de vigilancia intensiva en la zona durante varias semanas. Finalmente, pese a que los hechos fueron denunciados, el Juzgado acordó el sobreseimiento.

   La procuradora socialista ha centrado su crítica en los asuntos ocurridos en la zona del parque de Fuentes Carrionas, donde en su opinión la gestión es «caótica» por su coincidencia con una reserva regional de caza, asunto que va a ser motivo, como ha anunciado, de una nueva solicitud de comparecencia del consejero en esta misma comisión.

   De hecho, María Sirina Martín ha aseverado que de las más de diez muertes de osos que se han producido en Castilla y León en los últimos años a causa de envenenamientos y otros hechos, «la mayoría» se produjo en el citado parque natural palentino.

   Por su parte, el procurador leonesista del Grupo Mixto, Alejandro Valderas, ha realizado varias reclamaciones al consejero. Así, ha solicitado una «mayor rapidez» y más información en lo relativo al pago de las indemnizaciones por daños causados por los osos en explotaciones ganaderas, así como el mantenimiento del personal con el que contaba hasta ahora las denominadas ‘patrullas oso’ y que se retome la plantación de arbustos con fruto para uso de la especie.

   También ha reprochado en cierto modo la «excesiva lentitud» de la Administración regional a la hora de reconocer nuevas zonas oseras, como ocurrió hace unos años en Riaño, donde finalmente se ha reconocido la existencia de al menos dos osas con crías; así como actualmente en varias zonas de Zamora, donde el pasado verano se ha tenido constancia de avistamientos de plantígrados.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés