El Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de La Alfranca atiende a más de 1.400 animales

Un total de 1.484 animales han ingresado en el Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de La Alfranca en 2013, hospital de asistencia veterinaria del Gobierno de Aragón en el que se atienden ejemplares pertenecientes a la fauna salvaje autóctona que se encuentran heridos, desvalidos o fallecidos.

   En el caso de los ejemplares vivos, se realizan labores de recuperación hasta su reintegración en el medio natural, mientras que aquellos que fallecen son estudiados para descubrir las razones de su muerte y poder establecer medidas preventivas.

   La mayoría de los animales atendidos durante 2013 han sido aves (84 por ciento), seguidas de mamíferos (13 por ciento) y reptiles (3 por ciento).

   Entre las especies de aves, las más comunes han sido buitres leonados, cigüeñas y cernícalos; en mamíferos han destacado el tejón y la garduña, además de murciélagos, nutrias o jinetas; y en reptiles las tortugas de tierra.

TENDIDOS ELÉCTRICOS

- Advertisement -

   La mayor parte de los ingresos se han producido por colisiones con tendidos eléctricos (24 por ciento), sobre todo en el caso de cigüeñas y buitres leonados.

   Otro motivo han sido los atropellos (22 por ciento), que es la principal razón por la que ingresan mamíferos, y la tercera las electrocuciones, que afectaron a aves como el buitre leonado, el milano real o el águila real, entre otros.

   Asimismo, los ingresos también se han atribuido a trampas, que engloban ahogamiento en aljibes y balsas artificiales; confinamiento accidental en el interior de construcciones, trampeo intencionado, enredamiento de los pollos por cuerdas desechadas en el campo, que son llevadas a los nidos, entre otras causas.

   La mayor parte de estos animales son recogidos por los Agentes de Protección de la Naturaleza del Gobierno de Aragón, especialmente durante la primavera y el verano.

   La mitad de los ingresos proceden de la provincia de Zaragoza, en concreto, del corredor del Ebro y la comarca Comunidad de Calatayud; mientras, Huesca acumula el 39 por ciento de los ingresos, sobre todo en Hoya de Huesca, Cinca Medio, Cinca Bajo y Los Monegros; y Teruel el 11 por ciento, destacando las comarcas de Bajo Aragón y Matarraña.

UNA NUEVA OPORTUNIDAD

   El Centro de Recuperación de Fauna Silvestre supone no sólo una instalación de diagnóstico de la causa de muerte de los animales fallecidos, también se trata de una segunda oportunidad para los animales vivos lesionados o enfermos que llegan a La Alfranca (43 por ciento de los ingresos).

   De esta forma, más de la mitad de los animales hospitalizados,  son finalmente liberados, tras constatar que el tratamiento ha conseguido devolverles sus facultades para la vida en libertad.

   Para ello, en el centro, dependiente de la Dirección General de Conservación del Medio Natural del Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, se lleva a cabo el diagnóstico de cada animal ingresado, que determinará el tratamiento a instaurar en cada caso, complementado el tratamiento con la alimentación adecuada para cada especie, edad y estado sanitario, acompañado del seguimiento de la recuperación hasta su liberación final.

   Esta labor se realiza gracias a los efectivos de SARGA y a través de las instalaciones del Centro, con área de recepción y control, sala de curas, laboratorio, sala de rayos X, quirófano, sala de cuidados intensivos, sala de cría, cocina, sala de necropsias, jaulas de hospitalización y parques de vuelo.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés