Actualizar

lunes, febrero 6, 2023

WWF alerta de que las poblaciones de lince de Andújar y Doñana comenzarán a decaer si no mejora la situación del conejo

La organización conservacionista WWF ha alertado de la gravedad de la afección sobre la población del lince ibérico de la nueva cepa de la enfermedad hemorrágica del conejo, principal fuente de alimento de esta especie en peligro de extinción, señalando que si esta situación no mejora de forma «inmediata» las poblaciones históricas de Andújar-Cardeña (Jaén-Córdoba) y Doñana (Huelva) comenzarán a decaer.

   Según los datos incluidos en el boletín ‘InfoLince’ del colectivo, consultados por Europa Press, aunque el problema no se ha notado tanto en los núcleos reintroducidos de Guadalmellato (Córdoba) y Guarrizas (Jaén), al situarse en zonas de alta densidad de conejo donde aún queda mucha superficie disponible, Andújar y Doñana han sufrido «un tremendo revés», descendiendo el número de cachorros de lince en torno al 40 por ciento, siendo el descenso más patente en Andújar, donde se detectó la nueva cepa hace más de dos años.

   WWF expone que durante 2013 ya se comenzaron a sentir los efectos de la enfermedad en Doñana y que de seguir así el año 2014 será «desastroso». En este marco se ha logrado mantener estable el número de territorios de hembras reproductoras y de individuos mayores de un año: sin embargo, las poblaciones han envejecido y no ha habido casi incorporación de ejemplares juveniles.

   Por ello, la asociación ha reclamado la aprobación urgente de una Estrategia Nacional del Conejo para evitar un descenso «de forma drástica» de la población de lince ibérico en España porque, de lo contrario, se entrará en una situación «crítica».

MÁS DE 7.300 FIRMAS YA CONTRA LOS ATROPELLOS

   Otra problemática analizada por WWF es la de los recurrentes atropellos en vías andaluzas de ejemplares de lince ibérico, siendo así que el año 2013 se cerró con un total de 14 sucesos de este tipo –la cifra más alta registrada–, casi la mitad de ellos concentrados en dos puntos negros, mientras que 2014 ha comenzado de manera «dramática», con seis atropellos en el primer cuatrimestre.

   El último caso registrado –en la A-481 (Hinojos-Chucena)– se dio a conocer pocos días después de que WWF pusiera en marcha una plataforma digital de recogida de firmas –que ya ha recabado más de 7.300– al objeto de reclamar el apoyo cívico para exigir a los Ministerios de Fomento y de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente que arreglen los ‘puntos negros’ en las carreteras andaluzas para que «ni un solo» lince ibérico más muera atropellado.

   La organización acompaña con argumentos una carta dirigida a las titulares de ambos departamentos, Ana Pastor e Isabel García Tejerina, consultada por Europa Press y en la que exponen que el último caso del que se tenía noticia hasta ahora, ocurrido a mediados del presente mes de abril en la carretera A-4, en término municipal de Villanueva de la Reina (Jaén), se suma a los 14 linces atropellados a lo largo de 2013, «el año de mayor mortalidad de la década para esta joya de nuestra naturaleza y felino más amenazado en el mundo».

   Estas muertes, «que están poniendo en riesgo el futuro de la especie», se han concentrado, explican los ecologistas, en cuatro ‘puntos negros’ de carreteras de competencia estatal, que «podrían evitarse» aplicando «sencillas» medidas como reparar o mejorar el vallado de las carreteras, instalar señalización o desbrozar los márgenes.

   Por ello, y para «frenar esta sangría» y reducir la mortalidad de linces por atropello, solicitan compromiso en la conservación de la especie y aplicar de manera «urgente» las medidas necesarias para corregir estos cuatro ‘puntos negros’, «donde están muriendo la mayor parte de los linces».

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés