La incorporación de los lobos a la granja El Borril (Toledo) como un ‘capricho nada ecológico’

Ecologistas en Acción ha denunciado que la incorporación de lobos al grupo de especies presentes en la granja El Borril es «un capricho caro y nada ecológico que responde única y exclusivamente a los deseos particulares de una persona insensible a las cuestiones ambientales, como ha demostrado ser el presidente de la Diputación de Toledo, Arturo García-Tizón, impulsor de la idea».

En este sentido, la asociación ha comentado que «resulta casi un insulto a la conmemoración del día Mundial del Medio Ambiente que la Diputación inaugure una instalación que carece de valor medioambiental y pedagógico, que se hizo sin licencias y afectando a una zona protegida como es un refugio de fauna».

Así, ha asegurado que «a día de hoy el refugio de fauna de El Borril sigue sin plan de gestión a causa de la dejadez de la Diputación y que detrás de este proyecto no hay ninguna previsión de facilitar la recuperación de la especie en el medio natural».

   Finalmente, la asociación ha subrayado que si «hoy hay lobos cautivos en el recinto de El Borril, se debe a que la Consejería de Agricultura le ha hecho un traje a medida a la Diputación por intereses meramente políticos para que así el proyecto pudiera sortear las limitaciones ambientales a las que tenía que haberse sometido».

- Advertisement -

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés