Redescubren un escarabajo colectado por Darwin en Argentina hace 180 años

Un entomólogo de Estados Unidos descubrió un nuevo género de escarabajo que fue encontrado por Charles Darwin en su viaje desde Bahía Blanca a Buenos Aires en 1832 y que nunca había sido catalogado.

“El escarabajo es de casi 22 milímetros de largo y fue colectado por Darwin durante el viaje del Beagle”, señaló a la Agencia CyTA el doctor Stylianos Chatzimanolis, de la Universidad de Tennessee en Chattanooga.

Después de que el Museo de Historia Natural de Londres se lo envió para estudiarlo, Chatzimanolis comprobó que el ejemplar pertenecía a un género no descripto. Entonces lo bautizó Darwinilus sedarisi, en homenaje a Darwin y a David Sedaris, un humorista, escritor y conductor de radio estadounidense que, según Chatzimanolis, “tiene una fascinación por el mundo natural” y a quien el científico escucha mientras investiga.

En Argentina, este escarabajo se distribuía entre Bahía Blanca y Río Cuarto. De hecho, Chatzimanolis también analizó otro espécimen de Darwinilus sedarisi hallado en esa ciudad de Córdoba antes de 1935 por un científico que donó gran parte de lo colectado en la Argentina al Museo de Historia Natural de Berlín, Alemania.

El especialista teme que esa especie hoy se haya extinguido, dado que gran parte de esa zona ha sido convertida a campos agrícolas.

El nuevo género se agregó a la lista de alrededor de 375.000 especies conocidas de coleópteros, el orden al que pertenecen los vulgarmente conocidos como escarabajos.

“Lo que hace particularmente interesante este trabajo son las características del hallazgo”, indicó a la Agencia CyTA la doctora Mariana Chani Posse, investigadora del CONICET en el Laboratorio de Entomología del Instituto Argentino de Investigaciones de las Zonas Áridas, en Mendoza. Por un lado, que el espécimen haya sido colectado nada menos que por Darwin; por otro, que se haya encontrado un segundo ejemplar de esa especie a más de 800 kilómetros, destacó.

El identificar nuevas especies en colecciones recogidas por ilustres naturalistas hace más de un siglo sucede en ocasiones. El doctor Osvaldo Di Iorio, del Departamento de Biodiversidad y Biología Experimental de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA, describió el año pasado por primera vez un escarabajo “olvidado” de la colección del naturalista alemán Hermann Burmeister (1807-1892), que posee el Museo Argentino de Ciencias Naturales.

El ejemplar medía 2 centímetros de longitud por uno de ancho. “Era bastante grande como para pasar desapercibido”, señaló Di Iorio.

DiCYT

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés