Objetivo: Recuperar el lince ibérico

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha acordado con las comunidades autónomas de Andalucía, Castilla-La Mancha y Extremadura han firmado un acuerdo por el que liberarán ejemplares de lince ibérico en territorios en los que la especie desapareció hace décadas.

   El acuerdo, alcanzado en la comisión multilateral entre estas administraciones, se enmarca en la Estrategia de Conservación del Lince Ibérico en España que pretende mejorar la conservación de esta especie en peligro de extinción, el felino más amenazado del mundo.

   Así, la directora general de Calidad y Evaluación Ambiental y Medio Natural, Guillermina Yanguas, que ha presidido la citada comisión multilateral, ha destacado que se trata de un «hito muy relevante» para la recuperación de las poblaciones».

   Además, ha precisado que las liberaciones de los ejemplares se iniciarán próximamente. En concreto, en Castilla-La Mancha se soltará a ocho linces en Sierra Morena Oriental, en la provincia de Ciudad Real.

   Mientras, en Extremadura se reintroducirán entre ocho y diez ejemplares en el entorno del Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) ‘Sierra Grande de Hornachos’, en Badajoz. La reintroducción del lince ibérico en Portugal se producirá en una fase posterior, prevista inicialmente en el otoño de 2014, al igual que las sueltas en Montes de Toledo.

   Igualmente, se mantienen las sueltas de ejemplares en los territorios donde se desarrollan los trabajos de establecimiento de nuevas áreas de presencia de la especie en Andalucía, en las comarcas de Guadalmellato (Córdoba) y Guarrizas (Jaén).

114 LINCES NUEVOS EN 2013

   Según informa el Ministerio, este programa de conservación en cautividad, en el que el Ministerio participa a través del Organismo Autónomo Parques Nacionales con la gestión de dos de los cuatro centros existentes, ha alcanzando los 114 ejemplares nacidos hasta 2013, a partir de 34 linces fundadores del programa, lo que permite iniciar la reintroducción del lince ibérico fuera de Andalucía.

   Con estas liberaciones de 2014, el número de linces reintroducidos en el medio natural desde 2011 ascenderá a 75 ejemplares. Se trata de ejemplares criados en cautividad que son sometidos a una preadaptación antes de su liberación, con lo que consigue que los animales estén perfectamente preparados para su vida en estado silvestre.

   Además de la cría en cautividad, las administraciones y organizaciones sectoriales involucradas han gestionado y preparado las condiciones de los territorios para acoger linces ibéricos.

   En concreto, se han seleccionado las áreas con las características más favorables, principalmente en cuanto a idoneidad del hábitat y disponibilidad de conejo de monte, presa fundamental del lince, y se ha valorado tanto la percepción social hacia la reintroducción como los posibles factores de mortalidad no natural para la especie.

   Los protocolos de liberación, seguimiento de ejemplares y previsión de evolución de las poblaciones liberadas también han sido analizado para poder cumplir las directrices técnicas internacionales y a la normativa española en materia de reintroducción de especies silvestres.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés