Medio Ambiente invirtió 18 millones para restaurar las zonas afectadas por grandes fuegos forestales

Celebrando, este martes, el Día Mundial de la lucha contra la desertificación, el Ministerio recuerda que la degradación de las tierras está motivada tanto por factores climáticos, como la sequía y el calentamiento global de la atmósfera, como por determinadas actividades humanas relacionadas con una gestión inadecuada de las tierras, tales como cultivos marginales, pastoreo excesivo e incendios forestales.

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha acometido, entre las acciones urgentes para la lucha contra la desertificación, la inversión de 18 millones de euros para la restauración de las tierras afectadas por los grandes incendios forestales ocurridos durante los años 2012 y 2013.

Celebrando, este martes, el Día Mundial de la lucha contra la desertificación, el Ministerio recuerda que la degradación de las tierras está motivada tanto por factores climáticos, como la sequía y el calentamiento global de la atmósfera, como por determinadas actividades humanas relacionadas con una gestión inadecuada de las tierras, tales como cultivos marginales, pastoreo excesivo e incendios forestales.

Estos procesos conducen a la erosión y destrucción del suelo fértil, que ha necesitado siglos para formarse. La Organización de las Naciones Unidas estima que cada año se erosionan en el mundo 24.000 millones de toneladas de suelo, lo que equivale a tres toneladas de suelo perdido por habitante cada año. La desertificación afecta a los países con tierras áridas, semiáridas y sub-húmedas. En España estas tierras suponen el 74,05 por ciento de la superficie nacional.

Para abordar esta problemática el Ministerio ha puesto en marcha en 2008 el Programa de Acción Nacional contra la Desertificación, que establece la integración de la lucha contra la desertificación como principio a considerar en la formulación de las políticas agrarias.

También la nueva programación nacional de desarrollo rural 2014-2020,

incorpora la lucha contra la desertificación en numerosas medidas de carácter agrícola y forestal. Entre éstas destacan las dirigidas al fomento de la agricultura ecológica, las ayudas agroambientales, y las medidas de carácter forestal, en particular las relativas a la prevención y restauración de áreas afectadas por incendios.

En el Día Mundial de la lucha contra la desertificación, el Ministerio quiere recordar la implicación de todos en la problemática de la desertificación y la importancia de conservar el suelo como patrimonio productivo de bienes y servicios materiales y medioambientales imprescindibles para la vida.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés